• Los combatientes de Hezbolá durante la ceremonia de funeral de uno de los miembros del movimiento, 28 de agosto de 2017.
Publicada: jueves, 9 de noviembre de 2017 12:34
Actualizada: jueves, 9 de noviembre de 2017 14:01

El Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) urge a Arabia Saudí dejar de intervenir en los asuntos internos de su país.

“Instamos a Arabia Saudí a no provocar una crisis en El Líbano, no intervenir en los asuntos internos de otros países y poner fin a sus ataques contra algunas de las naciones de la región”, ha declarado este jueves el bloque parlamentario de Hezbolá, después de que el primer ministro libanés, Saad Hariri, renunciara el sábado a su cargo y lo hiciera saltándose todos los protocolos oficiales.

El parlamentario Hasan Fadlallá ha asegurado que el bloque apoya la postura del presidente del país, Michel Aoun –que se ha negado a decidir sobre la renuncia de Hariri hasta que regrese al país–, y reitera la necesidad de preservar la seguridad y la estabilidad libanesa.

De acuerdo con los funcionarios libaneses, Hariri, que anunció su renuncia en Riad (la capital saudí), se encuentra detenido en Arabia Saudí.

“Cuando fue (a Arabia Saudí), le pidieron que se quedara y le ordenaron que dimitiera. Le obligaron a leer su declaración de dimisión y ha permanecido bajo arresto domiciliario desde entonces”, ha declarado a la agencia británica Reuters un alto cargo libanés cercano a Hariri.

La fuente citada por la agencia ha añadido que la idea de Beirut es pedir a otros países de la región que presione a Arabia Saudí para que libere a Hariri. “Mantenerlo con libertades restringidas en Riad es un ataque contra la soberanía libanesa”, ha advertido. 

Instamos a Arabia Saudí a no provocar una crisis en El Líbano, no intervenir en los asuntos internos de otros países y poner fin a sus ataques contra algunas de las naciones de la región”, dice el parlamentario Hasan Fadlallá.

 

De acuerdo con los analistas, los funcionarios saudíes le han dado a Hariri dos opciones: la primera de ellas, es regresar a Beirut (capital libanesa) y tomar una postura agresiva contra el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), y la segunda opción sería que este fuera al exilio en Europa y dejara de lado la política para siempre.

Varios informes también aseguran que los saudíes tratan de designar a su hermano Bahaa Hariri como el líder del Movimiento (político) del Futuro y el nuevo “hombre de Arabia Saudí” en El Líbano.

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, anunció el miércoles que el Gobierno del país continuará funcionando a pesar de la renuncia de Hariri. El presidente Michel Aoun también dijo que todavía está esperando que Hariri regrese y presente su renuncia.

alg/ktg/krd/tas

Comentarios