• El presidente libanés, Michel Aoun, ofrece un discurso en el palacio de Baabda en Beirut, la capital, 1 de agosto de 2017.
Publicada: viernes, 3 de noviembre de 2017 2:05
Actualizada: viernes, 3 de noviembre de 2017 3:15

El presidente libanés, Michel Aoun, afirma que todos los ciudadanos de su país están dispuestos a combatir a Israel en una guerra futura.

“Todos los libaneses están preparados para luchar contra Israel”, ha manifestado este jueves Aoun al periódico kuwaití Al-Rai. Además, ha dicho que no cree que haya guerra con Israel, porque el régimen de Tel Aviv no puede ganar una contienda bélica contra Irán.

A su juicio, los libaneses han restablecido su unidad nacional e incluso la oposición está implicada en la unidad para hacer frente a cualquiera que ataque el país.

Israel lanzó dos guerras contra El Líbano en 2000 y 2006, en las cuales los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) infligieron grandes pérdidas al ejército del régimen. Durante los últimos meses, los funcionarios israelíes han amenazado al país con otra incursión.

Además de sonar los tambores de guerra, el régimen de Tel Aviv trata reforzar una barrera de seguridad a lo largo de la frontera norte de los territorios ocupados palestinos con El Líbano.

Todos los libaneses están preparados para luchar contra Israel”, dice el presidente libanés, Michel Aoun.

 

Al respecto, el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, también ha enfatizado que dicho muro fronterizo viola la soberanía libanesa y ha acusado a Israel de profanar el santuario religioso del profeta Abraham (la paz sea con él).

“Tales ataques son una violación flagrante de la soberanía de El Líbano y requieren una comunicación rápida con las organizaciones internacionales para ponerles fin”, ha dicho Berri.

Asimismo, ha indicado que El Líbano debería presentar una queja contra Israel en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la construcción de la valla fronteriza, sobre el cual había adelantado el diario saudí Asharq al-Awsat en junio pasado. 

Israel ha asignado 34,9 millones de dólares para el proyecto que, en algunas áreas, el muro tendrá 7 metros de altura con alambre de púas en la parte superior, y en otras, se instalarán cámaras para vigilar torres y centros de comando.

alg/ncl/tqi/rba

Comentarios