• El multimillonario egipcio Naguib Sawiris
Publicada: domingo, 6 de septiembre de 2015 1:48

El multimillonario egipcio Naguib Sawiris presentó una inusual oferta de querer comprar una isla italiana o griega para acoger a las personas que buscan asilo en Europa, tras la masiva llegada de refugiados a la UE.

"Si Grecia o Italia me venden una isla, yo recibiré a los migrantes dándoles su independencia y les proporcionaré puestos de trabajo para que construyan su nuevo país", publicó en últimos días en su cuenta de Twitter, el magnate de la televisión egipcia.

Si Grecia o Italia me venden una isla, yo recibiré a los migrantes  dándoles su independencia y les proporcionaré puestos de trabajo para que construyan su nuevo país", publicó en su cuenta de Twitter, el magnate de la televisión egipcia, Naguib Sawiris.

Sawiris insistió en que su propuesta es factible y manifestó su disposición para sostener diálogos con los gobiernos de Italia y Grecia, países donde hay muchas islas despobladas que podrían ser el destino final de estos solicitantes de asilo, si bien, reconoció que esta propuesta enfrentaría muchos desafíos legales.

Según estimaciones del magnate, una isla podría llegar a costar entre $ 10 millones y $ 100 millones, pero para que este proyecto no quede en una utopía, es necesaria más inversión para construir infraestructuras que atiendan a los que llegan allí.

Explicó también que esta isla seria un refugio temporal para albergar a personas y, luego se les comienza a dar empleo para construir casas, escuelas, universidades, hospitales. Una vez que la situación de sus países de origen se mejore, estas podrían volver a su patria, si quisieran.

El empresario egipcio criticó las condiciones ofrecidas por Italia y Grecia a los refugiados que han llegado a sus costas dejando atrás guerras para salvar sus vidas, y recalcó que "son seres humanos, y no ganado".

Entre tanto, miles de personas, convocadas a través de las redes sociales, recorrieron el sábado las calles de la capital francesa, París, para solicitar que se abran las fronteras europeas a las personas que buscan protección y asilo tras huir de Siria y otras regiones en conflicto.

En la misma jornada de sábado, la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, desde Luxemburgo donde se reunieron los ministros de Exteriores del bloque europeo, ha pronosticado que la crisis migratoria que divide profundamente a los Veintiocho "durará" y pidió "aceptar" la llegada masiva de los solicitantes de asilo para "responder de manera efectiva".

Para quienes parten desde Siria e Irak tratando de llegar a Europa para salvar sus vidas, una alternativa es la ruta del Mediterráneo Oriental.

 

La alarmante cifra de 340 mil personas que ha llegado a las fronteras europeas ha desatado una crisis de refugiados sin precedentes en el viejo continente, mientras la UE se debate entre cuotas de asilo y cierre de fronteras, el mundo contempla las imágenes de personas desesperadas en Hungría, que tratan de subirse a un tren con destino a Alemania o Austria.  

Por otro lado, otras personas tratan de llegar a las costas europeas cruzando el Mediterráneo en botes inflables y endebles pero no llegan a su destino como ha ocurrido recientemente frente a las islas griegas.

Según la ONU, la cifra de refugiados que han arriesgado su vida intentando cruzar el Mediterráneo en el 2015 asciende a más de 300.000, y más de 2500 han muerto en el trayecto.

krd/ncl/hnb

Comentarios