• La policía investiga la escena tras tiroteos ocurridos en el estado de Colorado, ubicado en el oeste de Estados Unidos. 31 de octubre de 2015
Publicada: sábado, 31 de octubre de 2015 22:45
Actualizada: domingo, 1 de noviembre de 2015 4:36

Al menos cuatro personas, incluido el propio atacante, murieron el sábado en varios tiroteos ocurridos en el estado de Colorado, ubicado en el oeste de Estados Unidos.

De acuerdo con los informes locales, los disparos comenzaron cuando el sospechoso atacó a la policía con un arma de fuego en la cuadra 200 de la calle Prospect, en la ciudad de Colorado Springs, en el estado de Colorado, donde murió una persona.

Dos mujeres también perdieron la vida al recibir disparos por el mismo hombre en las calles cercanas a la mencionada arteria, informó la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso en un comunicado.

Según los testigos, el sospechoso incendió el segundo piso de una casa en esa calle. Los ataques no dejaron heridos.

Al recibir una llamada de emergencia por tiroteos, laPolicía de Colorado Springs localizó al sospechoso cerca de un restaurante en las avenidas de Platte y Wahsatch, donde lo mataron de un disparo en la espalda.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las armas de fuego causan cada año la muerte de más de 33.000 personas en el país norteamericano, un número que incluye disparos producidos de manera accidental, así como asesinatos y suicidios, que van en aumento.

A finales del pasado mes de agosto, el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió de que el número de muertes por tiroteos en EE.UU. es mucho mayor que el ocasionado por el terrorismo. Según un informe, la violencia armada ha causado la muerte en el país, desde 1989, de más estadounidenses que todas las guerras de este país desde su independencia.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también ha pedido al Gobierno de Estados Unidos adoptar medidas para reducir el “terrible balance” de muertos por tiroteos en este país norteamericano.

En lo que va de año, al menos 10.994 personas han muerto y 22.360 han resultado heridas como consecuencia de la violencia armada en EE.UU., según un balance de la organización Gun Violence Archive (GVA).

haj/ktg/nal/msf

Comentarios