• Bombas nucleares estadounidenses B83 frente a un avión de guerra F-16.
Publicada: viernes, 7 de agosto de 2015 0:49

Un centro de estudios del Departamento de Defensa estadounidense estima que la proyectada modernización del arsenal atómico de EE.UU. costará cerca de 1 billón de dólares en los próximos 30 años.

“Este informe halla que el Pentágono (…) requerirá no menos de 12 a 13 mil millones de dólares anuales de financiación adicional para sustentar el mantenimiento y la modernización nucleares durante la década de 2020, cuando alcance su cénit el gasto en las fuerzas nucleares de Estados Unidos”, pronostica el estudio.

Este informe halla que el Pentágono (…) requerirá no menos de 12 a 13 mil millones de dólares anuales de financiación adicional para sustentar el mantenimiento y la modernización nucleares durante la década de 2020, cuando alcance su cénit el gasto en las fuerzas nucleares de Estados Unidos", pronostica un estudio del Centro para Estimaciones Estratégicas y Presupuestarias estadounidense.

El Centro para Estimaciones Estratégicas y Presupuestarias (CSBA, en inglés), autor del informe reflejado el jueves por la cadena iraní en lengua inglesa Press TV, trabaja en estrecha asociación con el Pentágono.

El estudio es un intento de evaluación, por investigadores independientes, del coste real que supondrá para las arcas estadounidenses el plan del presidente del país norteamericano, Barack Obama, para modernizar el arsenal nuclear.

El presidente estadounidense, Barack Obama, durante la primera Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington, 2010.

 

Los investigadores del CSBA concluyen que la Casa Blanca deberá reservar nada menos que 963 mil millones de dólares para poner al día, entre 2014 y 2043, de forma gradual, todos los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, en inglés), nucleares y aparatos de aviación capaces de desplegar ojivas atómicas.

La estimación contrasta con los datos ofrecidos por el Gobierno estadounidense, que ha anunciado una estimación de 73 mil millones anuales para el período entre 2016 y 2020; es decir, antes del gran aumento de los costes hasta llegar a su máximo, advierte el CSBA.

El plan de modernización fue anunciado en 2012 por Obama, que dijo entonces que costaría 208 mil millones. Esa enorme suma quedó ya obsoleta al año siguiente, al llevar el cálculo el Despacho Presupuestario del Congreso (CBO, en inglés) a un mínimo de 355 mil millones de dólares.

Estado de Hiroshima, en Japón, meses después del lanzamiento de una bomba atómica por EE.UU, el 6 de agosto de 1945. 

 

Ante esta situación, el CSBA ha propuesto planes alternativos para reducir los costes, por ejemplo dejando fuera del plan de renovación los ICBM, que consideran de mínima prioridad.

Legisladores y activistas antinucleares consideran que el plan no está al alcance del bolsillo de Washington, dadas las actuales medidas de recorte presupuestario, que está previsto que se prolonguen hasta 2021.

Según los últimos informes oficiales, el Departamento de Defensa norteamericano obtuvo en el año fiscal de 2011 una dotación presupuestaria de 664,84 mil millones de dólares.

En ese mismo año, EE.UU. se gastó 17.424 millones de dólares en “actividades de Defensa con energía atómica”.

CSBA ha publicado su informe coincidiendo con el 70º aniversario de los únicos bombardeos atómicos de la historia, cometidos por Estados Unidos, para destruir las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, matando a más de 200.000 personas.

Un estudio publicado en abril revela que el 56 % de los estadounidenses siguen considerando "justificado" el uso de armas nucleares contra Japón en 1945.

mla/ybm/hnb