• La turba de seguidores de Trump avanza para irrumpir en el edificio del Capitolio en Washington D.C., 6 de enero de 2021.
Publicada: domingo, 7 de marzo de 2021 9:55

Un miembro de la organización supremacista Proud Boys estuvo en contacto con personal de la Casa Blanca en días previos al asalto al Capitolio, según un reporte.

Según reveló el viernes el diario estadounidense The New York Times, citando a fuentes policiales, los agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de EE.UU. usaron registros telefónicos para localizar una llamada entre un miembro de la organización extremista Proud Boys (chicos orgullosos) y alguien cercano al círculo del entonces presidente Donald Trump.

El diario neoyorquino señaló que la información no revelaba los nombres de ninguna de las dos partes, ni el contenido de la conversación, que es parte de la pesquisa del FBI, cuyos agentes están estrechando el cerco contra los individuos y organizaciones de extrema derecha que participaron en el ataque, los miembros de la anterior Administración y los legisladores republicanos.

El líder de Proud Boys, Enrique Tarrio, consultado por el rotativo, confirmó que había telefoneado a Roger Stone, un estrecho colaborador del magnate inmobiliario mientras estaba en una protesta ante la residencia del senador republicano Marco Rubio, unos días antes del asalto a la sede del Legislativo. No obstante, el reporte aclara, la llamada que busca interceptar el FBI es otra diferente a la mencionada.

 

El medio añadió que Tarrio fue arrestado el 4 de enero por destruir una pancarta de Black Lives Matter (Las vidas negras importan), colocada en una histórica iglesia afroamericana, por lo que no pudo participar en los hechos que tuvieron lugar el pasado 6 de enero en Washington D.C., la capital federal de Estados Unidos.

¿Qué ocurrió el 6 de enero en el Capitolio?

Todo ocurrió cuando Trump incitó en un discurso a sus partidarios a atacar a las instalaciones del Capitolio, después de arguir un fraude electoral —ocurrido durante el proceso de conteo de las elecciones del 3 de noviembre—. La ofensiva pretendía impedir al Congreso ratificar al demócrata, Joe Biden, como el 46.º presidente de Estados Unidos.

Más de 300 personas, incluidas una decena de miembros de los Proud Boys, han sido imputadas en tribunales federales por su participación en estos actos violentos.

krd/ctl/fmk/mrg