• Algunos miembros de la Guardia Nacional duermen en el suelo de un aparcamiento cerca del Capitolio de EE.UU., 21 de enero de 2021. (Foto: POLITICO)
Publicada: sábado, 23 de enero de 2021 2:15

Más de 150 miembros de la Guardia Nacional, desplegados en la capital de EE.UU. para la investidura de Joe Biden, dan positivo por la COVID-19.

Un funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, ha indicado este viernes que entre 150 y 200 efectivos de este cuerpo reservista, desplegados en Washington D.C. para brindar seguridad durante la toma de posesión del presidente Joe Biden se contagiaron de coronavirus, causante de la COVID-19, y ha advertido que esta cifra podría aumentar, según la agencia de noticias británica Reuters.

A su vez, otros integrantes de la Guardia Nacional han informado al medio Politico del contagio de decenas de sus camaradas, algunos de los cuales están haciendo cuarentena en hoteles próximos.

Por el momento, se desconoce el número total de infectados, aunque existen temores de que la COVID-19 se haya esparcido con gran rapidez entre los 25 000 efectivos que resguardaron el centro de la capital.

 

Tras la investidura de Biden, más de 10 000 efectivos siguen en servicio, mientras que se espera que otros 15 000 regresen a sus casas en los próximos días, indicaron responsables del Departamento de Defensa el jueves.

De acuerdo a Politico, la Guardia Nacional ha tenido dificultades a la hora de aplicar un plan para hacer tests a los soldados, algunos de los cuales han tenido que hacerse las pruebas por su cuenta.

El Gobierno de Estados Unidos impuso medidas de seguridad sin precedentes en la ciudad, luego del asalto del 6 de enero al Capitolio, la sede del Congreso de EE.UU., por partidarios del expresidente Donald Trump.

Este viernes, han salido a la luz fotos que muestran a cientos de miembros de la Guardia Nacional durmiendo en el suelo en garajes fuera del recinto del Congreso.

Las imágenes han suscitado críticas por parte de los propios legisladores. El Comité de Normas de la Cámara Alta está investigando la reubicación de los soldados en estacionamientos para sus momentos de descanso, aunque sobre todo quieren averiguar, si se aplicaron las precauciones para evitar la propagación de la enfermedad, reveló a Politico el senador de Misuri Roy Blunt, el republicano de mayor rango en esta comisión.

El nuevo coronavirus, cuya amenaza minimizó constantemente Trump, ha dejado más muertes en Estados Unidos que en ningún otro país con más de 420 000 muertos superando a las pérdidas del país durante la Segunda Guerra Mundial.

tmv/ctl/mkh