• “EEUU no deja de ser un país y un imperialismo bastante agresivo”
Publicada: jueves, 16 de julio de 2020 0:09
Actualizada: jueves, 16 de julio de 2020 1:36

EE.UU. no deja de ser un imperialismo bastante agresivo y su mandatario es una persona arrogante y muy poco consecuente con la política internacional sensata.

Así lo ha indicado este miércoles el analista político Marco Robles durante una entrevista concedida a HispanTV, donde, en referencia a las tensiones entre China y EE.UU., ha considerado que la situación es muy preocupante a nivel mundial y que está agravando, en primer lugar, al propio EE.UU. porque “no ha dejado de ser un país y un imperialismo bastante agresivo y atraviesa un proceso de declive tanto económico como político, y de otros aspectos que lo afectan como en ninguna otra época”.

Robles ha agregado que esto se agrava debido a que “en la Presidencia de EE.UU. se encuentra un mandatario que es muy poco consecuente con lo que debe ser la política internacional sensata” y ha considerado al presidente estadounidense, Donald Trump, “una persona agresiva y arrogante, quien cree que puede maltratar a cualquier país”.

Por lo tanto, ha añadido, el inquilino de la Casa Blanca “está prácticamente en un atolladero político, en un atolladero ideológico, y también en un atolladero económico”, y, por supuesto, esto se ha agravado mucho con la cuestión de la crisis pandémica del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, la cual no ha podido controlar el país norteamericano por haber dado pasos muy desquiciados y empeorado la situación.

 

Según el analista, EE.UU., pese a todo lo expuesto, quiere nuevamente presionar a China y presionar a quienes considera sus enemigos, es decir, a los países que no se someten a su política internacional abusiva.

Trump anunció el martes el fin del tratamiento preferencial para Hong Kong y firmó un proyecto de ley que autorizó nuevas sanciones a funcionarios chinos por intervenir, supuestamente, en la autonomía de la antigua colonia británica. No obstante, China ha convocado este miércoles al embajador de EE.UU. en su país para expresar su protesta contra las nuevas sanciones de Washington.

Pekín ha denunciado en reiteradas ocasiones las injerencias de EE.UU. y sus medidas a favor de la región administrativa china como, por ejemplo, la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, promulgada en noviembre de 2019 por el Congreso de EE.UU. El gigante asiático afirma que el país norteamericano está “chantajeando” a la excolonia británica.

“El respeto a las demás naciones y potencias es un seguro para que en este mundo siga habitando el ser humano y, en caso contrario, podría ser una catástrofe de imprevisibles consecuencias”, ha sentenciado.

Fuente: HispanTV Noticias.

mrp/anz/mkh