• Un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. cerca del muro en McAllen, Texas, EE.UU., 23 de enero de 2019.
Publicada: sábado, 11 de julio de 2020 9:35
Actualizada: sábado, 11 de julio de 2020 9:57

El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. ha multiplicado su presupuesto, unos 381 mil millones de dólares, para vigilancia fronteriza, desde 2003.

Según un reporte publicado el viernes por Consejo Americano de Inmigración, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha multiplicado desde su creación en 2003, su presupuesto en las agencias de vigilancia de fronteras y manejo de la inmigración.

La aplicación de las leyes de inmigración en el país norteamericano incluyen a la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), ambas agencias dependen del DHS, de acuerdo con la fuente.

La función principal de ICE, que opera en el resto del país, es la detención y deportación de inmigrantes indocumentados.

“Cuando la actual estrategia de vigilancia y control fronterizo se inició (1993) a lo largo del límite de México con Estados Unidos, el presupuesto anual de la Patrulla Fronteriza, que es ahora parte de la CBP, aumentó más de 10 veces, al pasar de 363 millones de dólares a casi 4900 millones de dólares”, indica el texto.

 

También precisa que actualmente el ICE y la CBP emplean más de 84 mil funcionarios, entre ellos, más de 50 mil personas cumplen tareas específicamente policiales.

Asimismo, desde la creación del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, el costo del ICE casi se ha triplicado, aumentándose de 3300 millones de dólares anuales a 8400 millones de dólares.

También el informe revela que gran parte de estos gastos se han destinado a aumentar la capacidad de la agencia para “inmigrantes detenidos en sitios en todo el país”.

En este sentido, la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, anunció a principios de este mes de julio, la contratación de una empresa de tecnología a fin de construir un muro “virtual” en la frontera sureña con México para establecer cientos de “torres de vigilancia autónomas”.

La construcción de un muro fronterizo fue una de las promesas estrella del presidente republicano en la campaña electoral de 2016. El presidente entró en una dura pugna con el Congreso y luego declaró una “emergencia nacional” con el fin de conseguir fondos para construirlo.

nsr/ktg/ask/msf