• El presidente de EE.UU., Donald Trump (c) y su yerno y asesor, Jared Kushner (izda.), Casa Blanca, 2 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 16 de abril de 2020 22:10
Actualizada: viernes, 17 de abril de 2020 0:58

Un grupo de senadores estadounidenses condena el intento del yerno y asesor de Donald Trump para favorecer a sus firmas, abusando de la pandemia del coronavirus.

En una carta enviada este jueves a la Casa Blanca, un grupo de senadores, incluida Elizabeth Warren, ha cuestionado el manejo de la Administración estadounidense de la crisis provocada por el nuevo coronavirus, y ha señalado los esfuerzos de ciertas figuras cercanas al presidente Trump para sacar provechos financieros de la temible enfermedad.

La misiva denuncia, en concreto, la formación en la Casa Blanca de un “grupo de trabajo en la sombra”, dirigido por el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, para coordinar las medidas del sector privado respecto al nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

El grupo, que incluye a representantes de varias empresas privadas vinculadas a Kushner, trata de firmar acuerdos lucrativos con el Gobierno estadounidense para luchar contra el virus letal.

En medio de la pandemia del coronavirus, el pueblo estadounidense no debería tener que preocuparse de que la salud pública y las decisiones económicas sean tomadas en secreto por funcionarios públicos influenciados por conexiones financieras y lazos personales”, repudian los senadores.

 

Mientras Trump ha encargado al vicepresidente, Mike Pence, estar al frente del grupo oficial de la Casa Blanca para luchar contra el coronavirus, muchos informes sacan a luz que Kushner sigue siendo un actor central en el West Wing (la sección de la Casa Blanca que alberga las oficinas presidenciales), y encabeza un equipo fantasma para gestionar esta pandemia que es más poderoso que el grupo oficial.

Esos reportes han causado una ola de críticas dentro del país norteamericano, puesto que el yerno de Trump no es experto en medicina y ni siquiera ha pasado el servicio militar, pero ahora es el hombre clave en la Casa Blanca para lidiar con la enfermedad mortal.

Las declaraciones de Kushner han empeorado aun más la situación. Ante las quejas de gobernadores y personal médico sobre la lentitud del Gobierno para suministrar equipo médico vital contra la pandemia de COVID-19, Kushner respondió que “la reserva federal (de equipos médicos) se supone que es nuestra reserva, y no para que los estados puedan usarla”.

Eso mientras, la Reserva Nacional Estratégica, un órgano adscrito al Departamento de Salud, señala claramente en su sitio web que su función es “complementar los suministros locales y estatales durante emergencias de salud pública”.

Trump se enfrenta a una situación crítica y sin precedentes por la mala respuesta ante la propagación de la COVID-19 en EE.UU., que se ha convertido a este país en el más afectado por la pandemia con más de 650 000 contagios y 31 000 muertos.

mnz/ncl/rba