• El abogado Rudy Giuliani (izq.), junto a su cliente el presidente de EE.UU., Donald Trump.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 1:46
Actualizada: jueves, 23 de enero de 2020 3:42

Giuliani, abogado personal de Trump, pidió indulgencia legal para un empresario venezolano, bajo investigación en EE.UU., por su apoyo a Guaidó, según Reuters.

En una lujosa reunión celebrada en una finca privada en España, el acaudalado empresario venezolano Alejandro Betancourt, bajo investigación criminal en Estados Unidos, presentó en agosto de 2019 a Rudy Giuliani, abogado personal del presidente de EE.UU., Donald Trump, al padre del líder opositor de Venezuela Juan Guaidó. Así comienza un exclusivo informe de la agencia británica de noticias Reuters, publicado el miércoles.

El texto señala que Betancourt, para demostrar sus estrechos vínculos con figuras de la oposición que buscan terminar con el mandato constitucional y legítimo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, –un objetivo clave para la Administración Trump– no dudó en decirle a Giuliani que le había prestado, en secreto, ayuda financiera a Guaidó para que este pudiera llevar a cabo sus planes golpistas.

Con esta revelación, Betancourt esperaba que Giuliani persuadiera al Departamento estadounidense de Justicia de que abandonara una investigación sobre su persona, vinculada con un caso de lavado de dinero y soborno en el estado de Florida (sureste), recoge el reporte.

La Corte Federal del sur de Florida acusa a Betancourt, fundador de la empresa de energía Derwick, de haber recibido millones de dólares del esquema de corrupción que pretendía extraer 1200 millones de dólares de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), y luego haber blanqueado los fondos a través de testaferros en Miami, involucrando falsos negocios inmobiliarios y títulos de valores.

 

De hecho, transcurrido un mes de la cita entre Betancourt y Giuliani, este último, en una reunión en Washington D.C. (capital estadounidense), instó a los fiscales encargados de la investigación que se tomaran con calma el caso del empresario porque estaba haciendo un buen trabajo para Estados Unidos al apoyar a Guaidó, recoge el medio británico, citando a varias fuentes con conocimiento directo del encuentro.

Esta mediación de Giuliani no es nada extraña si se tiene en cuenta que, con frecuencia, se presenta como consultor comercial y abogado que atiende a clientes privados, como es el caso del líder republicano. Es aquí, donde al tener acceso al Despacho Oval, ello le otorga un poder especial de intervenir en los asuntos importantes que afectan a su defendido, ya sean de carácter personal o de Estado.

Reuters subraya que el papel que desempeña Giuliani le ha conducido al centro del juicio político (impeachment) que busca la destitución de Trump y añade que cualquier intento por parte de Giuliani de evitar un posible enjuiciamiento, alegando haber respaldado un objetivo de la política exterior estadounidense, el derrocamiento de Maduro en este caso, podría resultar algo vergonzoso para su cliente.

En enero de 2019, el Gobierno de Trump reconoció a Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) –en desacato desde 2016–, como presidente interino de Venezuela, y, desde entonces, Washington no solo ha apoyado plenamente a este golpista, sino que también ha endurecido su campaña de presión económica e incluso ha llegado a amenazar a la nación sudamericana con una intervención militar.

krd/anz/mkh

Comentarios