• Vídeo: Trump merece ser abucheado y burlado a dondequiera que vaya
Publicada: martes, 5 de noviembre de 2019 15:48

El pueblo estadounidense ha recurrido a los abucheos como una forma de protesta contra las medidas ilegales y racistas de Trump, señala un informe.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha sido blanco, en los últimos meses y en varias ocasiones, de fuertes abucheos durante sus apariciones públicas. La muestra de rechazo más reciente tuvo lugar el sábado, cuando el magnate republicano recibió una sonora pitada a su llegada al Madison Square Garden en Nueva York, a donde asistió para ver las peleas estelares.

El inquilino de la Casa Blanca llegó al evento en medio de protestas en las inmediaciones del lugar. Los indignados rechazaron tanto sus políticas internas como externas, además de pedir que se le someta de inmediato a un impeachment (juicio político).

A finales de octubre, el mandatario norteamericano se vio expuesto a una desaprobación similar mientras asistía a un partido de la Serie Mundial de béisbol en Washington. En esa ocasión, cuando apareció en las pantallas, fue abucheado por prácticamente todas las personas que habían acudido al estadio, quienes corearon también: “enciérrenlo, enciérrenlo”.

Abuchear es su (de los estadounidenses) propia forma de protesta. (...) Pues mientras no se pueda acabar con las ojivas nucleares de Trump o su poder para desplegar tropas en la frontera, deben hacer frente a sus políticas con lo que tienen”, resalta un informe del diario británico The Guardian.

 

El rotativo británico The Guardian, en un informe publicado el lunes, considera esa ola de abucheos populares a Trump “una forma de protesta” de los estadounidenses contra un presidente racista que respalda a los supremacistas blancos, que ha adoptado medidas ilegales a nivel internacional y a quien no le importa nada el medioambiente.

LEER MÁS: Sondeo: Mitad de electores en EEUU califica de “racista” a Trump

“Abuchear es su (de los estadounidenses) propia forma de protesta. (...) Pues mientras no se pueda acabar con las ojivas nucleares de Trump o su poder para desplegar tropas en la frontera, deben hacer frente a sus políticas con lo que tienen”, resalta el reporte.

El diario subraya, en este sentido, la disminución de la popularidad del mandatario republicano entre los estadounidenses, un hecho que podría dificultarle la reelección en las presidenciales de 2020. “Esto solo hará que ganar un segundo mandato sea excesivamente difícil, aunque no imposible. La victoria del cisne negro de 2016 siempre podría repetirse, de maneras más nuevas y más extrañas”, agrega.

Según The Guardian, la cosmovisión de Trump es “infantilmente maniqueísta”. “Él merece ser derrotado en sus propios términos, ser abucheado y ser objeto de burla allá donde vaya”, resalta.

 

Los resultados de un nuevo sondeo publicado el domingo por el canal estadounidense Fox News indicaron que Trump será derrotado en los comicios presidenciales de 2020 frente al candidato presidencial del Partido Demócrata Joe Biden, quien le aventajaría en 12 puntos.

La insatisfacción de los estadounidenses con el desempeño del inquilino de la Casa Blanca pone de relieve el creciente debilitamiento de Trump, criticado por su retórica antimigrante, amenazar a otros países y adoptar medidas que violan el derecho internacional.

Al respecto, una encuesta publicada hace una semana confirmó que la mayoría de los estadounidenses apoya el proceso de impeachment contra Trump, el cual ya se ha formalizado en la Cámara de Representantes (Cámara Baja del Congreso), de mayoría demócrata.

mnz/anz/rba