• El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ofrece una rueda de prensa, Bruselas, capital belga, 18 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 20 de octubre de 2019 7:49
Actualizada: domingo, 20 de octubre de 2019 11:29

En un intento por apaciguar a Israel, EE.UU. recalca que ese régimen tiene luz verde para bombardear cualquier lugar que desee, si se siente amenazado por Irán.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, transmitió desde la ciudad palestina de Al-Quds (Jersualén) el apoyo incondicional de Washington a las agresiones israelíes en otros países, como Siria e Irak, para garantizar su seguridad, y dejó claro que el régimen de Tel Aviv “no solo tiene el derecho, sino la obligación” de hacerlo.

“Nuestra Administración ha sido muy clara (…) Israel tiene el derecho fundamental de estar implicado en las actividades que salvaguarden la seguridad de su pueblo”, señaló Pompeo en una entrevista al diario israelí The Jerusalem Post y publicada el sábado.

Al respecto, Pompeo puntualizó que “siempre” toma la palabra a los iraníes, que han prometido en reiteradas ocasiones borrar a Israel de la faz de la Tierra. “No debemos tomarlo como una mera bravata o amenaza (…) Ellos están implicados en las actividades que crean riesgos definitivos para Israel (…) Es una amenaza seria”, sostuvo.

LEER MÁS: Legislador: Si EEUU ataca Irán, Israel será destruido en media hora

LEER MÁS: Israel será destruido si inicia nueva guerra en Oriente Medio’

En respuesta a las preocupaciones expresadas de que una Siria sin EE.UU. “fortalecerá” a Irán, el jefe de la Diplomacia norteamericana matizó que Israel “se quedará con la libertad operacional” en Siria “para defenderse”, mientras que EE.UU. sigue vigilando cuidadosamente los movimientos realizados en las fronteras sirio-iraquíes ante lo que llama “la amenaza” que supone Irán para Israel.

Nuestra Administración ha sido muy clara (…) Israel tiene el derecho fundamental de estar implicado en las actividades que salvaguarden la seguridad de su pueblo”, señaló el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

 

Pompeo hizo notar que “nadie” debe interpretar la reciente retirada de las tropas de Siria como una señal de la retirada total de la región. “EE.UU. está comprometido con la seguridad de Israel”, afirmó.

Al respecto, el senador republicano, Lindsey Graham, indicó el jueves que “la pesadilla de Israel es que Irán se convierta en el mayor ganador del vacío que hemos creado a través del retiro de las tropas de Siria”. La medida, de acuerdo con Graham, “ha preocupado mucho” al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

LEER MÁS: Israel mira cómo EEUU abandona a kurdos; ¿Quién será el próximo?

LEER MÁS: Pompeo no logra disipar inquietudes de Netanyahu sobre Siria

Richard Blumenthal, senador demócrata, a su vez, aseveró que el fin de la presencia militar estadounidense en este país árabe ha generado preocupaciones entre las autoridades israelíes, por “el peligro” y “los daños” que amenazan “a cada uno de nuestros aliados en la zona”.

Varios políticos estadounidenses coinciden en que la postura de la Casa Blanca ante los aliados kurdos envía un mensaje peligroso de que ni los aliados, ni los adversarios, pueden confiar en las palabras o promesas de Washington.

ask/ctl/msf

Comentarios