• El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, en una reunión entre los presidente de EE.UU. y Corea de Sur, en Seúl, 30 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 13 de julio de 2019 9:12
Actualizada: sábado, 13 de julio de 2019 18:08

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, advierte de que el Gobierno corre peligro de quedarse sin efectivo antes de lo esperado.

En una carta a la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el secretario del Tesoro escribió que EE.UU. podría incumplir sus obligaciones a principios de septiembre, antes de que el Congreso regrese de su receso de verano, según ha informado este sábado la cadena local CNN.

“Sobre la base de las proyecciones presupuestarias actualizadas, hay un escenario en el que nos quedamos cortos y sin efectivo a principios de septiembre, antes de que el Congreso vuelva a su actividad tras su receso vacacional”, señaló el titular del Tesoro en su misiva.

El medio estadounidense ha detallado que el Gobierno Federal no ha podido pedir dinero prestado desde marzo, periodo en el cual los límites del endeudamiento autorizados por el Congreso entraban en vigor.

Esta circunstancia se ha producido debido a que el Tesoro estadounidense, que enfrenta un creciente déficit gracias en parte a los recortes de impuestos del presidente Donald Trump en 2017, aseguró en aquel entonces que tenía suficiente efectivo para hacer frente a sus quehaceres hasta que llegara el mes de septiembre, fecha en la cual el Congreso debe aprobar la financiación legislativa para el próximo año fiscal.

Sobre la base de las proyecciones presupuestarias actualizadas, hay un escenario en el que nos quedamos cortos y sin efectivo a principios de septiembre, antes de que el Congreso vuelva a su actividad tras su receso vacacional”, señala el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, en una misiva a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

 

Según la ley de Estados Unidos, si el Congreso no puede aprobar un presupuesto permanente para el año fiscal que comienza el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre de 2020, el Gobierno Federal puede declarar su cierre y paralizar los presupuestos provisionales.

Esto significa que la Administración Trump, que atiende a más de 320 millones de personas, puede detener todas las actividades que no sean esenciales y de servicios básicos. Los empleados públicos que no son vitales en este proceso son obligados a tomar un descanso forzoso.

Sin embargo, los funcionarios públicos que prestan servicios en el Ejército de EE.UU., la Agencia de Inteligencia Central de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus en inglés), los médicos y enfermeras que trabajan en hospitales públicos, los oficiales de seguridad en los aeropuertos y las prisiones continúan con sus obligaciones.

Ante tal coyuntura, Mnuchin pidió al Congreso que restablezca el poder de endeudamiento del Ejecutivo estadounidense al aumentar el límite de la deuda antes de que el Congreso se vaya de vacaciones.

Esta situación, entre otras cosas, es causada por el empecinamiento de Trump de exigir al Congreso incluir los costos de la construcción de un muro fronterizo para impedir la entrada de migrantes a través de las fronteras con México, una propuesta denegada en repetidas ocasiones por los legisladores estadounidenses.

LEER MÁS: Trump amenaza con cerrar el Gobierno si no logra fondos para muro

El inquilino de la Casa Blanca al verse impotente de convencer a los demócratas para que desembolsen más de 5000 millones de dólares para construir el muro, cumplió su amenaza y declaró, a mediados de febrero, la emergencia nacional con el objetivo de esquivar la negativa del Congreso.

LEER MÁS: Trump amenaza con emergencia nacional por su muro

LEER MÁS: Trump declara emergencia nacional para financiar su muro fronterizo

krd/lvs/hnb