• El embajador de EE.UU. ante el régimen de Israel, David Friedman, en Beer Sheva, en los territorios palestinos ocupados, 20 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 28 de marzo de 2019 15:46
Actualizada: viernes, 29 de marzo de 2019 3:30

El embajador estadounidense ante Israel, David Friedman, reveló tres elementos claves del llamado “acuerdo del siglo” propuesto por el Gobierno de Trump.

De acuerdo con las declaraciones de Friedman, el llamado acuerdo del siglo—que supuestamente busca resolver el conflicto israelí-palestino—, le daría a Israel el control total de la seguridad sobre la ocupada Cisjordania.

Friedman que es un firme partidario de asentamientos ilegales en los territorios palestinos ocupados por Israel, añadió ayer miércoles que el dicho acuerdo permitirá también al régimen de Tel Aviv que mantenga una presencia de seguridad permanente en el Valle del Jordán.  

En este contexto, el pasado diciembre los colonos israelíes instalaron tiendas de campaña en el norte del Valle del Jordán, una acción que causó críticas y temores sobre un futuro asentamiento permanente de los judíos, algo que va en contra de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), organismo que ha calificado de ilegal cualquier nuevo asentamiento israelí en la ocupada Cisjordania.

“Por primera vez en 2000 años, Al-Quds (Jerusalén) se ha convertido en una ciudad dinámica y próspera totalmente abierta para los adoradores de las tres religiones”, anunció el embajador estadounidense en alusión al tercer elemento importante del acuerdo del siglo.

Por primera vez en 2,000 años, Jerusalén se ha convertido en una ciudad dinámica y próspera totalmente abierta para los adoradores de las tres religiones”, anunció el embajador estadounidense ante Israel, David Friedman.

 

De esta manera Friedman ignoró las incursiones armadas de los colonos en la Mezquita Al-Aqsa, en la ciudad de Al-Quds y los frecuentes cierres patronales de musulmanes a esta. 

El controvertido plan de Washington incluye, entre otras medidas proisraelíes, el rechazo del derecho al retorno a su tierra de los refugiados palestinos expulsados tras la instauración del régimen de ocupación israelí en 1948.

Jared Kushner, el yerno y asesor especial del presidente de EE.UU., Donald Trump, y su enviado para el Oriente Medio, Jason Greenblatt, son los redactores del susodicho plan de paz de Washington y se espera que se dé a conocer en su versión definitiva a principios de 2019.

Desde un principio, las autoridades palestinas denunciaron la iniciativa, tachándola de “bofetada del siglo” y de un supuesto plan de paz que ultima EE.UU. con Israel para destruir el proyecto nacional palestino.

nlr/sjy/alg

Comentarios