• Fachada de la sede del Departamento de Estado de Estados Unidos, Washington DC, EE.UU.
Publicada: jueves, 14 de marzo de 2019 22:27

EE.UU. ha revocado este jueves las visas de 340 ciudadanos venezolanos por apoyar al presidente Nicolás Maduro, entre ellos 107 son diplomáticos y sus familias.

Como parte de la presión que ejerce la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, sobre el Gobierno chavista, EE.UU. ha decidido revocar las visas de 340 ciudadanos, ha informado un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Desde el lunes, hemos impuesto 340 nuevas restricciones de visados, de las que 107 incluyen diplomáticos del expresidente (Maduro) y sus familias”, ha manifestado Robert Palladino, vocero del Departamento de Estado.

Los afectados, según Palladino, son “individuos corruptos” que posibilitaron el “robo” de activos de Venezuela para su “propia ganancia individual”. Además, ha avisado que se está considerando la revocación de otros visados”.

La restricción de visados, que lleva ya 600 desde finales de 2018, es una forma de sanción que Washington suele aplicar a los funcionarios de aquellos gobiernos con los que tiene algún conflicto para presionarlos directamente al negarles a ellos y sus familiares la posibilidad de viajar a EE.UU.

Desde el lunes, hemos impuesto 340 nuevas restricciones de visados, de las que 107 incluyen diplomáticos del expresidente (venezolano Nicolás Maduro) y sus familias”, ha manifestado Robert Palladino, vocero del Departamento de Estado.

 

De otro lado, este mismo jueves un funcionario de alto rango del Gobierno estadounidense ha dicho que se está considerando imponer sanciones financieras que podrían prohibir que Visa, Mastercard y otras instituciones financieras procesen transacciones en Venezuela.

La medida, que no se ha decidido, aumentaría significativamente la presión sobre el Gobierno socialista de Maduro. “El propósito de estas sanciones”, según aduce el funcionario estadounidense, es privar al Gobierno de Caracas de tener acceso a los fondos.

Sin embargo, a pesar de los “constantes ataques” de EE.UU. contra la nación suramericana, Maduro reiteró el miércoles su llamado al diálogo con la Administración estadounidense.

El mandatario chavista renovó ese llamamiento tras el anuncio de la diplomacia venezolana, el mismo día, de que el remanente del personal diplomático de la embajada de Estados Unidos en Venezuela no podrá permanecer en el país más allá del viernes.

Las relaciones entre los dos países americanos se han tensado de manera significativa luego de la autoproclamación del opositor Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de mayoría opositora y en desacato desde 2016, como “presidente interino”.

lvs/rha/mjs/mkh

Comentarios