• Manifestantes portan carteles en los que se denuncia el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, embajada saudí en París, 26 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 2:26

Las explicaciones ofrecidas por Riad sobre la muerte del opositor saudí Jamal Khashoggi no han convencido a nadie en EE.UU., dice un funcionario estadounidense.

El periodista Khashoggi entró el pasado 2 de octubre en el consulado saudí, del que nunca salió. Arabia Saudí intentó justificar su desaparición ofreciendo cada vez una explicación diferente que no convenció a nadie. Se limitaron a decir que Khashoggi murió en una “pelea” en el consulado saudí en Turquía, sin revelar qué hicieron con su cuerpo.

El funcionario en cuestión ha afirmado este viernes que en EE.UU. no se cree que la versión saudí “haya alcanzado el umbral de credibilidad”, dado que incluso ha provocado sospechas entre los propios fiscales saudíes.

“No creo que, desde nuevo punto de vista, la narrativa que llega desde los saudíes o el proceso legal haya alcanzado aún el umbral de credibilidad y rendición de cuentas”, ha señalado el informante citado en anonimato por la agencia británica de noticias Reuters.

No creo que, desde nuevo punto de vista, la narrativa que llega desde los saudíes o el proceso legal haya alcanzado aún el umbral de credibilidad y rendición de cuentas”, ha señalado un funcionario estadounidense citado en anonimato por la agencia británica de noticias Reuters.

 

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, según la fuente, viajará a Riad (capital saudí) y transmitirá a las autoridades saudíes “la necesidad de responsabilidad y credibilidad” en la investigación sobre el asesinato de Khashoggi.

Pompeo insistirá en que los saudíes deben ofrecer “una versión creíble” de lo que le pasó al columnista del diario estadounidense The Washington Post y que identifiquen y enjuicien tanto a los organizadores como a los ejecutores del plan, ha añadido el funcionario.

El jefe de la Diplomacia estadounidense tiene previsto realizar una gira por el oeste de Asia entre el 8 y el 15 de enero. Su gira incluye, además de Arabia Saudí, a Egipto, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar, Omán y Kuwait.

La visita de Pompeo se llevará a cabo mientras no se sabe cuál es la postura del presidente de EE.UU., Donald Trump, ante el caso Khashoggi. Un día, el inquilino de la Casa Blanca acusa al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, de estar detrás del asesinato, y el otro se muestra satisfecho con la versión saudí.

ask/ctl/ahn/mkh

Comentarios