• El secretario del Departamento del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, se presenta ante el Senado, 20 de junio de 2018.
Publicada: jueves, 12 de julio de 2018 17:54
Actualizada: jueves, 12 de julio de 2018 22:42

El Departamento del Tesoro de EE.UU. pretende aplicar sanciones contra Rusia y China, así como contra países europeos, por importar petróleo desde Irán.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, ha anunciado sus intenciones este jueves durante una audiencia ante el comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

“Pretendemos aplicar sanciones contra ellos (refiriéndose a China), a Rusia, a Europa y a otros, contra el petróleo iraní”, ha expuesto el funcionario al ser consultado respecto a si Estados Unidos impondrá sanciones contra Pekín por la compra de crudo a Teherán. 

El pasado mes de junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un llamado a todos los países que compran crudo a Irán a dejar de importar petróleo iraní “por completo” a partir de noviembre, en el marco de su campaña antiraní.

Esto sucedió semanas después de que Trump retirase a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, oficialmente conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), comprometiéndose a reimponer las sanciones levantadas en virtud del acuerdo, así como las relativas a otros países que hacen negocios con Irán.

Pretendemos aplicar sanciones contra ellos (refiriéndose a China), a Rusia, a Europa y a otros, contra el petróleo iraní”, ha expuesto el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin.

 

Los legisladores han expresado su preocupación a Mnuchin sobre el estado de la guerra económica desatada contra China y también sobre las medidas que está adoptando el Ejecutivo respecto al supuesto “comportamiento hostil” de Irán.

Mnuchin ha reiterado que el Gobierno estadounidense ya ha empezado a restablecer las sanciones contra Irán e imponer otras adicionales y está manteniendo conversaciones con aliados para exigirles que reduzcan sus importaciones de petróleo iraní y presionen al país persa para que ceda a sus exigencias.

Casi un mes tras el anuncio de la medida de Trump para impedir que Irán venda su petróleo, los dirigentes persas siguen insistiendo que “nunca se podrá recortar los ingresos de Irán en lo que a las exportaciones de petróleo se refiere”.

Paralelamente, los demás signatarios del acuerdo nuclear iraní (Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania) deben garantizar a Irán que seguirá beneficiándose de él tras la salida unilateral de EE.UU., ya que de no hacerlo Teherán no verá ninguna razón para mantener su compromiso con el pacto alcanzado en 2015.

snr/ktg/myd/hnb

Commentarios