• La protesta en contra de la separación de las familias migrantes en Bridgeport (estado de Connecticut), en EE.UU., 11 de julio de 2018.
Publicada: miércoles, 11 de julio de 2018 23:39
Actualizada: jueves, 12 de julio de 2018 12:59

Políticos de EE.UU. han acusado al presidente estadounidense, Donald Trump, de no cumplir con la promesa de reunificar a los niños migrantes con sus familias.

Una veintena de políticos, representantes religiosos, militantes de asociaciones y abogados instaron este miércoles a combatir al mandatario norteamericano y a revocar la policía de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mediante un acto frente al Cayuga Centers, en East Harlem (un barrio de mayoría hispana en la ciudad de Nueva York).

En concreto, los protestantes citaron el caso de un padre demandante en un refugio al que las autoridades estadounidenses liberaron tras haberle colocado una tobillera electrónica, mientras que le impidieron reunirse con sus hijos que fueron enviados a un centro de acogida en Nueva York.

Según sus abogados, las dos hijas de nueve y cinco años de este inmigrante, un hondureño identificado únicamente como Héctor, están retenidas en Cayuga.

Conforme a las precisiones de Michael Avenatti, uno de sus defensores, Héctor, que llegó a Estados Unidos en enero, fue impedido el miércoles de llegar a Nueva York, mientras que desde hace más de un mes intenta recuperar a sus hijas, detenidas y separadas de su madre, que permanece bajo arresto tras haber atravesado la frontera entre México y el estado de Texas (sur de EE.UU.) en junio.

 

Avenatti acusó el miércoles al Gobierno de Trump de “seguir enviando un mensaje viciado” que incita “a los hombres blancos (los estadounidenses) que para triunfar se debe privar de su dignidad a las mujeres, los musulmanes, los migrantes (...)”, aseveró.

La polémica política migratoria del mandatario norteamericano, la llamada “Tolerancia cero”, con la que se separa a los menores de sus padres, ha provocado el rechazo de la sociedad civil estadounidense, mientras que los propios niños afectados presentaron su denuncia ante dichas medidas “crueles”.

De acuerdo con las últimas encuestas publicadas, alrededor de 2000 niños migrantes han sido separados de sus familias, tras haber ingresado al país. Desde el 6 al 19 de mayo, 658 niños fueron separados de 638 padres debido a procesamientos vinculados con temas de inmigración.

Además, muchos mandatarios de distintos países del mundo, junto a organismos internacionales de derechos humanos, han repudiado la decisión de Trump y la han tildado de “inadmisible” e inhumana.

En este sentido, todos los ojos están fijados en la visita del secretario de estado de EE.UU., Mike Pompeo, a México, que está previsto para el próximo 13 de julio, cuando se reunirá con el presidente electo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para conversar sobre varios temas, sobre todo el conflicto migratorio que se ha producido entre ambas partes desde la llegada de Trump a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017.

fgh/lvs/ftn/rba

Comentarios