• El premier israelí Benjamin Netanyahu (izq.), y el embajador de EE.UU., ante el régimen de Israel, David Friedman, en una reunión en Al-Quds.
Publicada: lunes, 18 de junio de 2018 5:58

El embajador de EE.UU. ante Israel instó a este régimen a que no pida a Washington que reconozca la ocupación israelí de los ocupados altos del Golán.

De acuerdo con los informativos del Canal 11 de la televisión israelí, David Friedman pidió el domingo al régimen de Tel Aviv que deje de exigir a Estados Unidos que reconozca su “soberanía” sobre los altos del Golán, pertenecientes a Siria y ocupados desde la guerra de 1967.

Esta petición tan inusual, para quien figura entre los más cercanos al círculo de la confianza del presidente proisraelí, Donald Trump, se produce luego de que varios ministros y diputados del régimen demandaron públicamente en los últimos días que Washington reconozca como israelíes los altos del Golán.

Algunos ministros, como Israel Katz y diputados destacados como Yair Lapid, líder de Hay un Futuro, han manifestado en las últimas semanas su postura al respecto, que pasa por reivindicar la supuesta soberanía de los altos del Golán.

En su desacuerdo a esta postura, Friedman explicó a sus interlocutores que Estados Unidos, a diferencia de Israel, tiene que tener presentes otras “consideraciones internacionales” y no solo los intereses de los israelíes.

 

La supuesta reprimenda de Washington a altos políticos israelíes se efectúa justo cuando el Ejército de Siria se prepara para recuperar las regiones situadas en el sur de este país árabe que están bajo control de grupos terroristas y rebeldes, apoyados por el régimen israelí, incluida la zona cercana a los altos del Golán ocupados.

El mencionado pronunciamiento del diplomático estadounidense contradice la política oficial de EE.UU. respecto a Israel, un régimen que busca desesperadamente hacerse con la mayor porción de tierras ya de por sí ocupadas de Palestina y los países vecinos de los territorios usurpados.

De hecho, el pasado 6 de diciembre, Washington desafió las advertencias internacionales y reconoció formalmente la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como “capital de Israel” y trasladó su misión diplomática a esta urbe sagrada.

krd/ktg/mjs

Comentarios