• La sede del Departamento de Estado de EE.UU. en Washington, la capital estadounidense.
Publicada: sábado, 9 de diciembre de 2017 2:30

Diplomáticos estadounidenses dejaron en la oscuridad a sus colegas palestinos respecto a la polémica decisión de Trump sobre Jerusalén.

Según ha informado este viernes la revista Foreign Policy (FP) citando a fuentes conocedoras del tema, los diplomáticos estadounidenses ocultaron a sus colegas palestinos la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a la ciudad de Jerusalén (Al-Quds) como la capital del régimen de Israel.

Un destacado oficial palestino —que prefirió el anonimato— aseguró que el 30 de noviembre (aun cuando ese mismo día se difundieron varios reportes sobre la decisión del magnate republicano) la delegación diplomática estadounidense no hizo mención alguna sobre la decisión de Trump (que fue anunciada el miércoles) y solamente dio a conocer que el presidente había decidido aplazar la reubicación de la embajada estadounidense ante el régimen de Tel Aviv.

“Durante la reunión, sin embargo, la parte estadounidense no informó a la delegación palestina que Trump había decidido reconocer a Jerusalén como la capital israelí, a pesar de que el presidente ya había insistido en hacerlo días antes”, se lee en el informe publicado por la citada revista estadounidense.

Del mismo modo, fuentes han indicado que durante la reunión, los funcionarios estadounidenses se enfocaron en redactar y revisar partes de un plan de paz que ahora, según fuentes diplomáticas palestinas, nunca se llegarán a materializarse o discutir debido a la medida de Trump.

Durante la reunión, sin embargo, la parte estadounidense no informó a la delegación palestina que Trump había decidido reconocer a Jerusalén como la capital israelí, a pesar de que el presidente ya había insistido en hacerlo días antes”, se lee en el informe publicado por la revista estadounidense Foreign Policy.

 

Oficiales estadounidenses han confirmado que Trump ya había informado a varios altos mandos del país su decisión de declarar a Al-Quds como capital del régimen de Tel Aviv el 27 de noviembre durante una reunión de los asesores de seguridad nacional.

La controvertida decisión de Trump sobre Al-Quds ha revertido décadas de negociaciones que EE.UU. había realizado con cautela para no poner en peligro los esfuerzos de paz en Oriente Medio, poniendo ahora a la Casa Blanca en el blanco de las más duras críticas tanto de sus socios y amigos como de sus adversarios.

De todos los lados, advierten de las “peligrosas” consecuencias que conllevará la decisión de Trump: la Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas, Turquía, Irak, El Líbano, Irán, Jordania, varios países latinoamericanos, entre otros, han condenado la iniciativa del magnate republicano, mientras que 14 de los 15 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) han rechazado la medida.

hgn/ctl/snz/mkh

Comentarios