Publicada: sábado, 21 de octubre de 2017 8:18

El presidente de EE.UU., Donald Trump, podría impedir que se desclasifiquen los últimos documentos relacionados con la muerte del presidente demócrata Kennedy.

“Trump bloqueará la publicación de algunos de los miles de archivos clasificados relacionados con el asesinato del presidente John F. Kennedy en noviembre de 1963”, informó el viernes el diario estadounidense Político citando a fuentes de la Casa Blanca.

Según la nota, los oficiales gubernamentales estadounidenses han aseverado en secreto que Trump está “casi seguro” de impedir la divulgación de más de 3100 expedientes clasificados de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) y del Buró Federal de Investigaciones del país norteamericano (FBI, por sus siglas en inglés).

Este año concluye el plazo para que el Gobierno estadounidense decida qué hacer con los últimos documentos federales al respecto que se prevé desclasificarse el próximo 26 de octubre, más de cinco décadas después de la fecha del asesinato.

Trump bloqueará la publicación de algunos de los miles de archivos clasificados relacionados con el asesinato del presidente John F. Kennedy en noviembre de 1963”, informó el diario estadounidense Político citando a fuentes de la Casa Blanca.

 

Por otra parte, los funcionarios estadounidenses calificaron al presidente republicano como una persona “siempre impredecible”, quien podría decidir en el último minuto publicar todos los referidos archivos secretos que se mantienen en los Archivos Nacionales.

Sin embargo, subrayaron que tal opción es “altamente improbable”, debido a que los documentos de la década de 1990 —muchos de los cuales fueron creados por la CIA— pudieran exponer operaciones de inteligencia y de orden público estadounidense relativamente recientes, según Político.

A pesar de todo eso, las fuentes estiman que los documentos podrían ser parcialmente divulgados, pero que parte de la información quedaría censurada. Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters, afirmó a Político que la Casa Blanca estaba trabajando “para asegurar que la máxima cantidad de datos pueda ser entregada al público” para la fecha límite del próximo jueves.

bhr/ktg/hnb

Comentarios