• El lanzamiento de prueba del misil balístico intercontinental Minuteman III, en mayo de 2017.
Publicada: martes, 22 de agosto de 2017 1:52

En medio de tensiones con Pyongyang, EE.UU. construirá una nueva generación de misiles balísticos con capacidad nuclear que sustituirán a su misil Minuteman III.

Las firmas Boeing y Northrop Grumman son los dos gigantes fabricantes de aparatos de defensa que han ganado los contratos por valor de más de 677 millones de dólares para desarrollar la próxima generación de misiles nucleares, conocidos como Dispersor Estratégico Terrestre (GBSD, por sus siglas en inglé) que reemplazará al envejecido misil balístico intercontinental Minuteman III (ICBM, en inglé), anunció el lunes el Pentágono.

"Boeing Co., Huntsville, Alabama, se ha adjudicado un contrato de 349.159.962 dólares por el Dispersor Estratégico Terrestre, y Northrop Grumman Systems Corp., de Redondo Beach, California, ha recibido un contrato de 328.584.830 dólares", dice un comunicado del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Así pues, los contratos exigen a esas firmas llevar a cabo la optimización de la tecnología y ofrecer un bajo riesgo técnico en el reemplazo total del sistema actual, el Minuteman III, para satisfacer los requerimientos operacionales de los misiles balísticos intercontinentales, según el comunicado.

Boeing Co., Huntsville, Alabama, se ha adjudicado un contrato de 349.159.962 dólares por el Dispersor Estratégico Terrestre, y Northrop Grumman Systems Corp., de Redondo Beach, California, ha recibido un contrato de 328.584.830 dólares", dice un comunicado del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

 

El Minuteman III es un misil de lanzamiento terrestre con capacidad nuclear y un alcance de 12.000 kilómetros. Constituye la "columna vertebral de la tríada de disuasión nuclear" estadounidense, según Boeing, que fabrica estos misiles.

Durante el programa de construcción del GBSD, excepto los silos y cabezas nucleares existentes, cada elemento del sistema ICBM se modernizará, según la documentación publicada por Northrop Grumman, que también menciona el desarrollo de nuevos misiles, mando y control, infraestructura y sistemas de lanzamiento para mejorar la capacidad, la precisión, el rendimiento hasta 2075.

Se estima que la modernización de la fuerza nuclear estadounidense costará más de 350.000 millones de dólares durante la próxima década. Mientras Estados Unidos trabaja para reemplazar sus sistemas ya en envejecimiento, incluyendo bombas, bombarderos nucleares, misiles y submarinos, algunos analistas estiman el costo de la modernización en $ 1 trillón para los venideros 30 años.

Si bien Washington justifica su presencia militar en la región del sudeste asiático para enfrentar la supuesta amenaza nuclear norcoreana, el desarrollo de los misiles norteamericanos pone en tela de juicio el argumento de la Casa Blanca al respecto.

aaf/ncl/snz/hnb

Comentarios