Publicada: sábado, 27 de mayo de 2017 5:24
Actualizada: jueves, 1 de junio de 2017 10:11

Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de EE.UU., deseaba establecer un canal secreto de comunicación con el Kremlin, dice el embajador ruso a Moscú.

El embajador de Rusia en Washington D.C. (capital estadounidense), Serguéi Kislyak, informó a las autoridades rusas de que Kushner había pedido un canal “secreto y seguro” de comunicación entre el Kremlin y el equipo de transición del entonces candidato a la Presidencia estadounidense Donald Trump, en un intento por proteger sus comunicaciones de la Inteligencia estadounidense, según publicó el viernes el diario The Washington Post.

Kislyak también reveló que el yerno del presidente de EE.UU. propuso utilizar las instalaciones diplomáticas rusas en el país norteamericano para materializar este fin.

La posibilidad de establecer el referido canal fue discutida en una reunión mantenida el 1 o el 2 de diciembre de 2016 en la Torre Trump, en Nueva York, entre Kislyak y Kushner, precisa la publicación, que cita, además, unas interceptaciones recogidas por la Inteligencia estadounidense; sin embargo, la Casa Blanca reveló el encuentro meses después, en el mes de marzo.

A la aludida reunión también asistió Michael Flynn, exconsejero de Seguridad Nacional de Trump, quien dimitió en febrero por sus lazos con Rusia, recuerda el rotativo estadounidense.

 

La publicación destaca, asimismo, que el "evidente interés" de Kushner por establecer un canal secreto con Moscú, más que confiar en los sistemas del Gobierno de Estados Unidos, se ha sumado a la intriga que rodea a la Administración del magnate republicano respecto a sus vínculos con Rusia.

Algunos altos cargos estadounidenses opinan que esta tendencia refleja una “asombrosa ingenuidad”.

El mismo periódico estadounidense informó el jueves que el Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés) tiene a Kushner en el foco de su investigación sobre la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de noviembre de 2016 a la Casa Blanca, incluyendo los posibles contactos entre la campaña de Trump y funcionarios rusos.

La presunción de las relaciones entre Trump y Rusia se ha visto fortalecida también al transmitir el presidente de EE.UU. información clasificada de alto grado al canciller ruso, Serguéi Lavrov, y a Kislyak, en una reunión trilateral celebrada en la Casa Blanca.

ask/anz/rba

Comentarios