• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), y su homólogo filipino, Rodrigo Duterte.
Publicada: miércoles, 3 de mayo de 2017 8:28

El presidente de EE.UU., Donald Trump, alaba la polémica campaña antidroga de su homólogo filipino, Rodrigo Duterte, pese a oposiciones en Washington.

La invitación del mandatario estadounidense a Duterte para visitar la Casa Blanca ha despertado una ola de críticas en Washington debido a la controversial “guerra antidroga” de Duterte, que ha causado más de 7000 muertes en Filipinas desde el pasado junio.

A este respecto, el portavoz del presidente filipino, Ernesto Abella, afirmó el martes que Trump está al tanto de las preocupaciones sobre las críticas que rodean a Duterte, pero, agregó el vocero, elogió a su par filipino por su desempeño.

“Estás haciendo un gran trabajo teniendo en cuenta el peso y el calibre de las condiciones en Filipinas”, dijo Trump a Duterte, durante la conversación telefónica que ambos mantuvieron el pasado sábado.

Según el medio, no está claro si Trump saludaba la lucha antidroga de Duterte o su gestión como presidente en general, según ha recogido este miércoles el diario británico The Guardian.

“Estoy seguro que él (Trump) está al tanto de todas las condiciones (…) aunque, desde su punto de vista, parece que el presidente filipino está llevando a cabo una tarea sensible”, aseguró Abella.

Estás haciendo un gran trabajo teniendo en cuenta el peso y el calibre de las condiciones en Filipinas”, dijo el presidente de EE.UU., Donald Trump, a su homólogo filipino, Rodrigo Duterte.

 

En respuesta a las críticas recibidas por invitar a Duterte, Trump defendió su decisión diciendo: “Filipinas es muy importante para mí estratégica y militarmente”.

Además, subrayó que el dignatario filipino es “muy popular” y cuenta con un “índice de aprobación muy alto” entre su pueblo, pero que aún sigue habiendo un “enorme problema de drogas” en el país.

A su vez, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, calificó la invitación a Duterte como “una oportunidad” para Trump de trabajar con países de la región a fin de “aislar económica y diplomáticamente a Corea del Norte”.

Antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero, Duterte criticaba de manera frecuente a la Administración de Barack Obama por haber rechazado su campaña antidroga, además amenazaba con romper los vínculos de Manila con Washington.

mjs/ktg/lvs/msf

Comentarios