• El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en una rueda de prensa, 19 de abril de 2017.
Publicada: lunes, 24 de abril de 2017 8:50
Actualizada: martes, 25 de abril de 2017 1:22

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, asegura que Washington ‎mantendrá sus sanciones contra Rusia, impuestas a raíz de la crisis de Ucrania.‎

“El secretario de Estado reiteró el firme compromiso de EE.UU. con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y reafirmó que las sanciones permanecerán vigentes mientras Rusia no devuelva a Ucrania el control sobre la península de Crimea y no cumpla íntegramente sus compromisos de conformidad con los acuerdos de Minsk”, informó el domingo el portavoz interino del Departamento de Estado de EE.UU., Mark Toner.

La postura de la Casa Blanca quedó clara en la conversación telefónica mantenida el domingo por Tillerson y el presidente ucraniano, Petro Poroshenko. En dicho intercambio Tillerson comentó su reciente viaje a Moscú, capital rusa, realizado el 12 de abril, en el que se reunió con su par ruso, Serguei Lavrov, y el presidente Vladimir Putin.

El secretario de Estado reiteró el firme compromiso de EEUU con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y reafirmó que las sanciones permanecerán vigentes mientras Rusia no devuelva a Ucrania el control sobre la península de Crimea y no cumpla íntegramente sus compromisos de conformidad con los acuerdos de Minsk”, informó el portavoz interino del Departamento de Estado estadounidense, Mark Toner.

A continuación Toner señaló que Tillerson le había explicado a Poroshenko que, aunque Washington está interesado en mejorar sus relaciones con Moscú, las acciones del Kremlin en el este de Ucrania siguen siendo un verdadero “obstáculo”. 

 

Asimismo, recalcó que la Casa Blanca pide al Kremlin que use su influencia sobre los independentistas prorrusos en la parte oriental de Ucrania para que permitan a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) llevar a cabo una investigación sobre la muerte de un observador estadounidense de este organismo que murió recientemente en un presunto atentado en la zona.

Mencionar que las relaciones entre Rusia y el Occidente empeoraron como consecuencia de la crisis en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia en marzo de 2014 mediante un referendo en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción. Sin embargo, tanto EE.UU. como la Unión Europea (UE) impusieron varias sanciones antirrusas, a las que Moscú respondió con sus propios embargos.

zss/nii/

Comentarios