• El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en una rueda de prensa, 11 de abril de 2017.
Publicada: martes, 11 de abril de 2017 23:13
Actualizada: miércoles, 12 de abril de 2017 2:30

Estados Unidos cruza todas las líneas en su retórica anti-Siria y afirma que ni Hitler ‎usó las armas químicas, de cuyo empleo acusa a Bashar al-Asad.‎

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha culpado este martes al Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, de haber llevado a cabo un ataque químico contra la población civil en la ciudad de Jan Sheijun, en Idlib (oeste de Siria).

Spicer, en una rueda de prensa, ha arremetido contra el jefe del Estado sirio, aduciendo que ni el dictador de la Alemania nazi, Adolf Hitler, lanzó ataques químicos durante la Segunda Guerra Mundial.

Alguien tan despreciable como Hitler ni siquiera se rebajó a usar armas químicas. No usamos armas químicas en la Segunda Guerra Mundial", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

"Alguien tan despreciable como Hitler ni siquiera se rebajó a usar armas químicas. No usamos armas químicas en la Segunda Guerra Mundial", ha dicho, volviendo a acusar al Gobierno sirio de perpetrar un ataque químico en dicha ciudad.

 

Del mismo modo apunta a Rusia como cómplice en el supuesto crimen del Gobierno de Damasco y critica a Moscú por su apoyo a las fuerzas sirias en su batalla contra los terroristas y grupos armados que siembran el caos en su suelo.

El Gobierno de Siria, por su parte, niega que su Fuerza Aérea tuviera algo que ver con la muerte de civiles en Jan Sheijun y aduce que se debió a la explosión de un depósito de municiones del Frente Al-Nusra (también conocido como el Frente Fath Al-Sham) que contenía armas químicas.

No obstante, Estados Unidos y sus aliados, aun antes de que se realizaran las investigaciones pertinentes, ya culpabilizaban abiertamente al Gobierno de Al-Asad, y EE.UU., violando las leyes internacionales, lanzó el pasado viernes 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea de Al-Shairat, en Homs (centro de Siria), como “represalia” por el presunto ataque químico sirio.

Cabe recordar que el Gobierno sirio entregó todo su arsenal químico a los organismos internacionales en 2014, con lo que puso fin a los esfuerzos de los terroristas y sus patrocinadores para acusarlo del uso de armas químicas. En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirmó la destrucción total del arsenal químico de Siria.

Desde el estallido del conflicto sirio, Damasco ha presentado una y otra vez ante las Naciones Unidas y la OPAQ pruebas de que la llamada “oposición siria” armada, que cuenta con el apoyo del Occidente, emplea en sus ofensivas este tipo de armas prohibidas.

hgn/krd/nii/

Comentarios