• Una mujer camina frente a una pantalla de televisión que muestra imágenes del lanzamiento de misiles por Pyongyang, en una estación de tren en Seúl, capital surcoreana, 5 de abril de 2017.
Publicada: miércoles, 5 de abril de 2017 12:42

La Casa Blanca ha reaccionado fuertemente al reciente lanzamiento de un misil norcoreano, advirtiendo de que ‘todas las opciones están sobre la mesa’.

"El reloj se ha agotado y todas las opciones están sobre la mesa", ha dicho este miércoles un alto funcionario de la Casa Blanca, señalando el fracaso de los sucesivos esfuerzos de la Administración para negociar el fin del programa nuclear de Corea del Norte.

Esta misma jornada, Pyongyang lanzó un nuevo misil balístico de alcance intermedio a aguas del mar de Japón. Según ha informado el Estado Mayor del Ejército surcoreano, el proyectil se disparó a las 06:40 hora surcoreana (21:40 GMT del martes) desde Sinpo, en la provincia oriental de Hamgyong del sur, y recorrió unos 60 kilómetros.

El reloj se ha agotado y todas las opciones están sobre la mesa (para responder a Corea del Norte)", ha dicho un alto funcionario de la Casa Blanca.

El disparo llega en vísperas de la cumbre en Florida (sureste de EE.UU.) entre los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y China, Xi Jinping. De acuerdo con el funcionario estadounidense, se espera que las pruebas de armas nucleares de Pyongyang ocupen un lugar prominente en las conversaciones de Florida.

"Corea del Norte es claramente una cuestión de interés urgente para el presidente y la Administración en su conjunto. El presidente ha sido muy claro al comunicar la importancia de que China coordine con EE.UU. y que empiece a ejercer su considerable influencia económica para lograr una solución pacífica a ese problema", ha agregado la fuente que habló con periodistas en condición de anonimato.

El domingo, Trump dijo estar dispuesto a actuar en solitario sobre el programa nuclear norcoreano, si China no aumenta la presión sobre Pyongyang.

Ya el pasado mes de febrero, China culpó a EE.UU. y su tensión con Pyongyang por el problema nuclear norcoreano, e instó a Washington a asumir su "debida responsabilidad" y resolver la crisis.

Corea del Norte asegura que las amenazas y chantajes nucleares de Washington forzaron al país a fabricar y hacerse con armas nucleares para defenderse de cualquier agresión estadounidense.

Pyongyang ha advertido de que seguirá desarrollando su programa nuclear mientras persistan las amenazas de EE.UU. contra su país, es decir, los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur y el despliegue en la zona de todo tipo de activos nucleares estratégicos dirigidos a invadir secretamente Corea del Norte para eliminar su liderazgo.

ftm/ktg/ftn/msf

Comentarios