• El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2015 9:18

Estados Unidos ha planificado desplegar sus armamentos más modernos cerca de las fronteras marítimas de China, pese a las tensiones crecientes con el gigante asiático, reveló el domingo el secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter.

Washington tiene previsto mover hacia la región de Asia-Pacífico varios de sus nuevos sistemas militares como “parte de su programa de balanceo de recursos militares en la región”, indicó el titular de la Secretaria de Defensa de EE.UU. (Pentágono) en un discurso en Singapur.

Entre estos armamentos, agregó, está el destructor estadounidense más avanzado, el Zumwalt, submarinos modernos y aviones de vigilancia de la Marina tipo P-8.

Zumwat, el destructor más avanzado de la Marina estadounidense.

 

“Profundizaremos nuestra alianza (regional), además de diversificar nuestras fuerzas y hacer nuevas inversiones en las capacidades clave y nuevas plataformas”, sostuvo.

Por otro lado, recalcó que el Ejército de su país “volará, navegará y operará en el marco de las normas internacionales”.

En otra parte de sus declaraciones, Carter se refirió a la disputa por el Mar de la China Meridional, insistiendo en que “no caben soluciones militares a esta disputa”, pero Washington ha aprovechado la coyuntura para crear bases militares en los países de la región, como Filipinas, Singapur, Japón y Corea del Sur.

Los movimientos militares de EE.UU. en el mar de China Meridional siempre han provocado las críticas de China, preocupada por la presencia militar norteamericana en Asia-Pacífico, por lo que advierte de que la estrategia bélica de Washington cerca de sus aguas es una provocación. 

El sábado, Carter pidió al Gobierno chino que pusiera fin inmediatamente a la construcción de islas artificiales en el disputado mar de China Meridional, por considerarlas contrarias a las normas internacionales.

Mapa del mar de China Meridional.

 

China reivindica la soberanía del 90 % del mar de China Meridional, atravesado por importantes rutas marítimas y potencialmente rico en gas y otros recursos, pero mantiene contenciosos territoriales con Brunéi, Malasia, Filipinas y Vietnam, así como Taiwán.

Pekín en reiteradas ocaciones ha acusado a Washington de querer dominar el disputado mar e intervenir en las disputas para agudizar las tensiones regionales.

mjs/nii/