• Senado de Estados Unidos
Publicada: miércoles, 1 de marzo de 2017 2:47

El Senado de EE.UU. aprobó una resolución que renueva su apoyo a la OEA contra ‎Caracas y pide al Gobierno venezolano libertad para los 'presos políticos'.‎

En un documento de tres páginas, la Cámara Alta del Congreso estadounidense manifestó el martes su apoyo unánime a los "esfuerzos significativos" a favor del diálogo para resolver "la crisis política, económica, social y humanitaria" en el país suramericano.

La resolución recuerda que los legisladores estadounidenses apoyan los esfuerzos del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para invocar la carta democrática interamericana contra Venezuela, lo que podría dejar fuera del bloque a este país.

Hacemos un llamamiento al Gobierno venezolano para que adopte medidas pendientes de combate a la corrupción y la criminalidad, garantice los derechos humanos, libere a los presos políticos y restablezca el respeto de su propia Constitución", señaló el senador Ben Cardin, el demócrata de más alto rango del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta e impulsor principal del texto.

Los congresistas también llamaron a Caracas a aceptar la distribución de ayuda humanitaria para paliar la falta de alimentos y medicinas, carencia que las autoridades venezolanas achacan a la guerra económica orquestada por la oposición para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

"Hacemos un llamamiento al Gobierno venezolano para que adopte medidas pendientes de combate a la corrupción y la criminalidad, garantice los derechos humanos, libere a los presos políticos y restablezca el respeto de su propia Constitución", señaló el senador Ben Cardin, el demócrata de más alto rango del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta e impulsor principal del texto.

 

En la resolución, los senadores también "urgen" al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a proporcionar "apoyo pleno a los esfuerzos de la OEA en favor de soluciones constitucionales y democráticas" a la situación política.

No es la primera vez que Estados Unidos hace este tipo de llamamientos. De hecho, el propio presidente Trump, a mediados de febrero, pidió abiertamente a Maduro que liberara al dirigente opositor venezolano Leopoldo López, que cumple una condena de 14 años por su relación con las mortales revueltas en 2014.

El Gobierno venezolano, que rechaza la denominación de "políticos" para aquellas personas presas por acciones violentas contra el pueblo, refutó la demanda de Trump, pues la considera una "intromisión" en sus asuntos internos y asegura que lo que busca es acabar con el mandato de Maduro.

El domingo, el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, sancionado recientemente por Washington, acusó a Estados Unidos de intenta colocar a Venezuela en una agenda de guerra belicista.

ncl/lvs/nii/

Comentarios