• Un cazabombardero F-35 Lightning II despegando desde una base aérea en California, oeste de Estados Unidos, 24 de noviembre de 2016.
Publicada: viernes, 23 de diciembre de 2016 2:16
Actualizada: viernes, 23 de diciembre de 2016 5:45

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, pide a la empresa Boeing que le notifique cuánto cuesta un F/A-18, sugiriendo que cancelaría el programa del F-35.

Un día después de su reunión con los representantes de los dos grandes fabricantes de aviones de guerra, Trump ha pedido este jueves a Boeing que le informe el precio de un F/A-18 Super Hornet de características similares al F-35 Lightning II.

“Debido al tremendo costo y los sobrecostos del F-35 de Lockheed Martin, he pedido a Boeing notificarme cuánto cuesta un F/A-18 Super Hornet”, ha escrito Trump en su cuenta de Twitter.

Debido al tremendo costo y los sobrecostos del F-35 de Lockheed Martin, he pedido a Boeing notificarme cuánto cuesta un F/A-18 Super Hornet”, escribe el presidente electo de EE.UU., Donald Trump.

Este tuit del presidente electo estadounidense podría sugerir que Trump, debido a los altos costos y los muchos problemas que enfrenta el cazabombardero F-35, podría estar considerando cancelar dicho programa y encargar a Boeing diseñar una aeronave similar.

 

El costo por unidad del F-35 ha estado subiendo de manera acelerada y los responsables del programa Joint Strike Fighter (JSF), programa militar para la producción de este tipo de aviones militares, no están siendo transparentes ni proveen las cifras totales.

Según informa la revista estadounidense The National Interest, una unidad del F-35C, la variante fabricada para usarse sobre portaaviones, costaría alrededor de 355 millones de dólares (algunos funcionarios aseguran que no cuesta más de $ 122 millones), lo cual es sumamente más alto de lo que anuncian las autoridades estadounidenses.

Dicha revista asegura que las autoridades de EE.UU. omiten parte de los costos de cada unidad de los F-35, como su motor, el costo de equipos de mantenimiento y otros equipos esenciales, con el objetivo de que parezca que estos cazabombarderos cuestan menos de lo que en realidad cuestan.

El caza F-35 es un avión de quinta generación desarrollado en tres modelos diferentes por la gigante estadounidense de la aeronáutica Lockheed Martin. Sin embargo, un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) reconoció en mayo que el 83 % de estos aviones de combate estadounidense no ha podido ni siquiera despegar en un test simulado.

hgn/ctl/tqi/rba

Comentarios