• El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, camina hacia un balcón en el Capitolio, Washington, 10 de noviembre de 2016.
Publicada: viernes, 11 de noviembre de 2016 0:09
Actualizada: viernes, 11 de noviembre de 2016 2:02

Compañías de seguridad cibernética acusan a hackers rusos de haberse infiltrado en ‘think tanks’ estadounidenses poco después de las elecciones de EE.UU.

La agencia británica de noticias Reuters ha publicado este jueves el alegato de tres compañías de seguridad cibernética que acusan a un grupo específico de supuestos hackers rusos de haber realizado ataques a think tanks o grupos de estudios de políticas con base en EE.UU., horas después de que fuese declarado ganador de las elecciones presidenciales estadounidenses, el republicano Donald Trump.

Aseguran que este grupo está intentando obtener información sobre la nueva Administración que sustituirá a la del actual presidente Barack Obama y que ya habría obtenido acceso a la información de estos think tanks utilizando el método ‘spear-phishing’, a través del cual se utilizan correos electrónicos infectados con malware para infectar computadoras de trabajadores cuidadosamente seleccionados en las organizaciones designadas como objetivos.

Probablemente ahora están tratando de apresurarse para obtener acceso a ciertos lugares en los que pueden obtener una mejor comprensión de lo que está pasando en Washington después de las elecciones y durante el período de transición”, ha indicado Jaime Blasco, científico jefe de la firma de seguridad cibernética AlienVault.

Sospechan que el culpable es un grupo conocido como Cozy Bear, al que también se le achacó el ataque cibernético al Partido Demócrata estadounidense antes de que se celebrasen los comicios del pasado martes y al que también consideran responsable de una serie de escándalos en el seno de ese partido.

“Probablemente ahora están tratando de apresurarse para obtener acceso a ciertos lugares en los que pueden obtener una mejor comprensión de lo que está pasando en Washington después de las elecciones y durante el período de transición”, ha declarado Jaime Blasco, científico jefe de la firma de seguridad cibernética AlienVault.

 

Respecto a los objetos del ataque, el Consejo de Relaciones Exteriores podría ser uno de los afectados, ha afirmado Adam Segal, un experto en seguridad de esta organización estadounidense no partidista dedicada a la política exterior, entre cuyos miembros figura el exsenador estadounidense John D. Rockefeller IV y el exfuncionario del Departamento de Estado de Ronald Reagan (1981-1989), Elliott Abrams.

Representantes de la embajada rusa en Washington no han respondido por el momento a estos alegatos.

Cabe recordar que los ataques cibernéticos, las acusaciones acerca del responsable de ellos y las amenazas han estado muy presentes en la campaña electoral estadounidense.

snr/ctl/alg/rba

Comentarios