• El presidente ruso, Vladimir Putin, lleva una arma de inyección anestésica para cazar un tigre en un parque natural en Rusia.
Publicada: sábado, 1 de octubre de 2016 2:47

Los senadores Lindsey Graham y John McCain, han criticado la política débil del Gobierno estadounidense frente a Rusia sobre la crisis en Siria.

Respecto a las recientes amenazas del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, de congelar la cooperación con Rusia en el país árabe si Moscú no detiene de inmediato los ataques en dicha urbe, los representantes republicanos se mofaron sobre la inhabilidad del canciller estadounidenses para “impulsar la diplomacia extranjera”.

"Sólo podemos imaginar que después de haber oído las amenazas, (el presidente ruso) Vladimir Putin, dejó la caza de osos y volvió corriendo al Kremlin para suspender los bombardeos rusos en (…) los alrededores de Alepo en Siria", se burlaron los senadores, según informó el miércoles la cadena estadounidense CNN.

“Después de esto, no habrá ningún encuentro cara a cara en los hoteles de cinco estrellas cerca de las islas de Ginebra (Suiza), ni tampoco se celebran conferencias conjuntas en Moscú (capital de Rusia)”, agregaron.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov cuestionó el jueves la amenaza de la Casa Blanca, aseverando que "es importante entender" que el convenio ruso-estadounidense sobre Siria no considera la renuncia a la lucha contra los terroristas.

Las amenazas de EE.UU. coinciden con indicios de que el Ejército sirio, respaldado por Rusia, está cerca de una victoria total en Alepo, en las operaciones militares anunciadas hace una semana.

Es de mencionar que el 9 de septiembre, Rusia y EE.UU. acordaron un amplio plan sobre Siria que incluye, entre otros puntos, una tregua a partir del 12 de septiembre, la separación de la oposición siria de los terroristas, la continuación de la lucha contra los grupos terroristas y la creación de una zona desmilitarizada para garantizar la llegada de ayuda humanitaria a Alepo.

Sin embargo, el Ejército sirio dio por concluida la tregua el 19 de septiembre debido a las múltiples violaciones de la misma por parte de la oposición armada, que cuenta con el apoyo de EE.UU. y sus aliados.

 

De acuerdo con los expertos, el inicio de la campaña militar rusa en Siria marcó un punto de inflexión en la lucha contra la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y ha impedido que el país árabe se convierta en una plataforma terrorista.

myd/rha/tqi/rba

Comentarios