• Exagente admite presión para implicar a Rafael Correa en caso Balda
Publicada: lunes, 31 de agosto de 2020 23:17
Actualizada: martes, 1 de septiembre de 2020 0:06

Un exagente del servicio de inteligencia de Ecuador admite que fue presionado para involucrar al expresidente Rafael Correa en el llamado caso Balda.

Luis Raúl Chicaiza ha reconocido este lunes que involucró a Correa en el supuesto intento de secuestro de Fernando Balda –el denominado caso Balda– mediante amenazas de no aplicarle los beneficios de cooperación eficaz con la justicia y enviarle a prisión durante nueve años, si no declaraba que el exmandatario ecuatoriano instigó la operación.

Por varias ocasiones nos sacaban de los centros de reclusión social intempestivamente con el fin de presionar que se involucre con nuestro testimonio anticipado a altos mandos jerárquicos y desde el Ejecutivo al economista Rafael Correa”, ha revelado Chicaiza, en una conferencia de prensa virtual desde Argentina, país en el que ha pedido refugio.

En su declaración, el expolicía ha explicado que tanto a él como a los demás acusados en el caso Balda, les prometieron beneficios como acogerlos al programa de testigos protegidos y la Fiscalía les ofreció una nueva identidad, salida del país e inclusive cargos públicos para sus familiares, pero no cumplieron.


“Hubo amedrentamiento, amenazas, chantaje y extorsión por entes del Gobierno. El pueblo ecuatoriano merece conocer la verdad”, ha denunciado Chicaiza, responsabilizando al Estado ecuatoriano por la seguridad física de sus familiares.

Sin embargo, el exagente no ha mostrado pruebas y ha dicho que este era “un primer guion” y que la próxima semana presentará comunicaciones, procesos, vídeos, entre otros.

Asimismo, ha señalado directamente al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de urdir el caso en complicidad con el propio Fernando Balda. De igual forma, ha dicho que fue presionado también por el ex fiscal general del Estado Paúl Pérez Reina y Julio César Trujillo, quien entonces fungía como presidente del Consejo de Participación Ciudadana. 

El testimonio del exespía es la única prueba en la que se apoyó el Tribunal para imputar al actual candidato a la Vicepresidencia de Ecuador, Rafael Correa, por la coalición denominada Unión por la Esperanza (UNES).

El expresidente ecuatoriano siempre ha rechazado cualquier vinculación con el caso Balda y señala que la acusación forma parte de una vulgar persecución política y mediática.

lvs/ncl/hnb