• El Banco Central de Irán en Teherán, la capital.
Publicada: jueves, 1 de octubre de 2015 16:59

El Banco Central de Irán ha interpuesto un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo de EE.UU. para impedir que el neoyorquino Citibank pague $1,750 millones de fondos iraníes congelados a estadounidenses víctimas de ataques terroristas.

La petición del Banco Central de Irán se realiza después de que una corte de apelaciones de Nueva York (EE.UU.) ordenara el año pasado a Citibank liberar 1,750 millones de dólares de fondos iraníes bloqueados en una cuenta neoyorquina a familiares de 241 militares estadounidenses muertos en un atentado realizado en Beirut (capital libanesa) en 1983, por el que Washington acusa a Irán y las tropas del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Ahora los jueces del Tribunal Supremo deberán estudiar la petición de Irán que impugna si el Congreso estadounidense tenía el derecho en 2012 de ordenar a Citibank que libere 1750 millones de dólares de los fondos congelados iraníes a los afectados del atentado en Beirut, incluso mientras la acción judicial continuaba.

En 2012 cuando Teherán apeló la sentencia (rechazando cualquier implicación en atentados terroristas contra EE.UU.) de un tribunal inferior estadounidense que ordenaba a Irán indemnizar a las víctimas y sus familiares por una suma de 2650 millones de dólares, el Congreso ordenó que los pagos se hagan a través de una cuenta del Banco Central de Irán en Citibank, la cual había sido bloqueada por las sanciones estadounidenses.

Los jueces han acordado escuchar la apelación de Irán y decidir si el Congreso tenía el derecho de intervenir en el caso.

La petición de Irán se realiza en medio de un nuevo intento de los republicanos en el Congreso de aprobar un proyecto de ley que prohibiría al presidente Barack Obama suspender las sanciones mientras Irán no haya recompensado a las víctimas estadounidenses de atentados perpetrados por actores que - según alega Washington-, contaron con el respaldo de Teherán.

En respuesta, la Casa Blanca aseguró el miércoles que Obama vetará cualquier legislación que busque socavar la ejecución de un consenso nuclear alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, China y Rusia, más Alemania), conocido también como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en inglés).

Representantes de Irán, el Grupo 5+1 y la Unión Europea (UE) dan por finalizados en Viena los diálogos sobre el programa de energía nuclear iraní y el levantamiento de las restricciones impuestas a Irán, 14 de julio de 2015.

 

La reciente iniciativa republicana se presenta después de que su partido que controla las dos cámaras del Congreso, fracasara en varias ocasiones en su intento de aprobar una resolución que pretendía impedir al Ejecutivo implementar la parte estadounidense del JCPOA, debido a no contar con la mayoría de dos tercios necesaria.

Como consecuencia de la adopción del JCPOA, fondos iraníes congelados en el extranjero serán liberados y podrán ser repatriados a Irán.

ftm/ktg/nal

Comentarios