• Una tienda de la compañía surcoreana Samsung a punto de inaugurarse en Teherán, capital iraní.
Publicada: martes, 30 de abril de 2019 13:22
Actualizada: martes, 30 de abril de 2019 15:23

Las compañías surcoreanas Samsung y LG se niegan a abandonar el mercado de Irán pese a la creciente presión de Estados Unidos, informan varios medios.

Esta información se conoce después de que algunos medios anunciaran recientemente que Samsung y LG se estaban retirando de Irán, alegando para ello que habían reducido considerablemente sus actividades en el país persa en las últimas semanas tras las sanciones impuestas por EE.UU. a Teherán y a las compañías extranjeras que continúan haciendo negocios con Irán.

“Samsung siempre ha valorado mucho a su familia de entusiastas consumidores en Irán y ha mantenido una fuerte presencia en el país con las últimas innovaciones, tecnologías y productos. Esto no ha cambiado a pesar de todos los acontecimientos externos y geopolíticos”, indicó la compañía en un mensaje enviado a los portales web de tecnología iraní, citado el pasado 25 de abril por IntelliNews.

LG aún no se ha pronunciado sobre su situación actual en el mercado persa, pero a menudo suele posicionarse al igual que lo hace Samsung en lo tocante a Irán.

Alireza Tavasoli, gerente principal de Samsung en el país, afirmó que la compañía había invertido en el mercado iraní y que las sanciones de EE.UU. solo dañarán los planes del gigante surcoreano en Irán a largo plazo. “Samsung no somete sus políticas de ventas y distribución a cambios repentinos en el mercado”, manifestó el directivo.

Las dos compañías tienen una presencia permanente en Irán, que es un mercado clave para los productos de Samsung y LG en Oriente Medio, incluidos los teléfonos inteligentes y los electrodomésticos, como lavadoras, televisores, equipos de aire acondicionado y equipos de telecomunicaciones.

Durante la anterior ronda de sanciones contra Irán, Samsung Electronics y LG se mantuvieron activos en el mercado iraní pese a las presiones para que se retirase del mismo.

Samsung siempre ha valorado mucho a su familia de entusiastas consumidores en Irán y ha mantenido una fuerte presencia en el país con las últimas innovaciones, tecnologías y productos. Esto no ha cambiado a pesar de todos los acontecimientos externos y geopolíticos”, indicó la compañía surcoreana en rechazo a los rumores de que ha dejado el mercado iraní por las presiones de EE.UU.

 

El 22 de abril, EE.UU. decidió acabar el 2 de mayo con las exenciones que permitían a ocho países importar crudo persa sin enfrentar las sanciones estadounidenses: el objetivo ulterior de estas es “reducir a cero” las exportaciones de crudo de Teherán. Los países afectados por esta decisión fueron: China, Corea del Sur, Grecia, La India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía.

El anuncio de Washington, que provocó de inmediato que se elevara el precio del petróleo a nivel mundial, fue condenado por varios países, entre ellos, China y Turquía. Mientras tanto, Corea del Sur destacó la necesidad de importar crudo de Irán pese a las amenazas de EE.UU.

La revista estadounidense Foreign Policy también puso de relieve en un artículo que la meta del presidente estadounidense, Donald Trump, es inalcanzable y que los principales importadores de crudo de Irán no van a acatar la reciente exigencia estadounidense, como es el caso de Turquía; y también otros, entre ellos China y La India, podrían seguir comprando petróleo iraní de manera no oficial.

El ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, aseguró, por su parte, la semana pasada que el “sueño” de Washington y sus aliados de reducir a cero las exportaciones del crudo persa no se cumplirá y, además, advirtió de las consecuencias perniciosas de dicho proceder. 

tmv/anz/ask/rba

Comentarios