• Una lancha iraní patrulla las aguas mientras un petrolero se acerca a la isla de Jark, en la costa del Golfo Pérsico, 12 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 26 de marzo de 2019 16:08
Actualizada: miércoles, 27 de marzo de 2019 7:19

Las autoridades de Corea del Sur harán esta semana una visita a EE.UU. con la intención de que se les prolongue la exención para comprar petróleo a Irán.

La visita, que tendrá lugar el miércoles y el jueves, la realizará el viceministro surcoreano de Asuntos Económicos, Yoon Kang-hyun, y otros funcionarios surcoreanos a Washington (la capital estadounidense), donde se reunirán con responsables del Departamento estadounidense de Estado para discutir la exención emitida en noviembre de 2018 para seguir comprando petróleo iraní, la cual expirará en mayo de este año en curso, comunicó el lunes el Gobierno de Seúl.

Los funcionarios surcoreanos se reunirán el jueves con el máximo titular de energía del Departamento de Estado, Francis Fannon, mientras que el miércoles se entrevistarán con Brian Hook, el representante especial de Estados Unidos para Irán, y David Peyman, subsecretario de Estado adjunto contra las amenazas financieras y sanciones.

EE.UU. siempre ha recurrido a la cuestión del petróleo como una palanca de presión contra sus adversarios. En el caso concreto de Irán, impuso sanciones petroleras al país el año pasado —tras su salida del acuerdo nuclear— y, desde entonces, ha presionado sin éxito alguno a otros Estados para que corten sus lazos económicos y comerciales con la nación persa y dejen de comprar crudo iraní.

 

El país norteamericano, no obstante, ha aceptado conceder exenciones a Turquía y otros siete países, a saber, China, La India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur y Taiwán, para que sigan importando petróleo iraní sin tener que hacer frente a posibles consecuencias diplomáticas.

Washington ha reiterado que persigue el objetivo de reducir las exportaciones de crudo de Irán a cero. Sin embargo, los principales compradores de crudo iraní, entre ellos Japón y La India, han desafiado los embargos del Gobierno estadounidense al reiterar su intención de seguir importando petróleo de Irán.

En el caso concreto de Corea del Sur, la agencia de noticias Yonhap informó la semana pasada de que las importaciones de petróleo iraní del país asiático se cuadruplicaron en febrero respecto al mes anterior, hasta aproximarse a los niveles anteriores a la aplicación de las sanciones de EE.UU. contra Teherán.

A su vez, Teherán ha advertido del posible fin de las exportaciones de petróleo procedentes del Golfo Pérsico si Irán se ve privado de la posibilidad de suministrar sus hidrocarburos a los mercados extranjeros.

tqi/anz/hnb

Comentarios