• Una vista general del puerto de Shahid Beheshti, sita en el sureste de la ciudad portuaria de Chabahar, 25 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 3 de marzo de 2019 12:35
Actualizada: domingo, 3 de marzo de 2019 13:22

El puerto de Chabahar se encamina a convertirse en un punto de tránsito neurálgico que unirá Asia oriental con la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

El puerto de Chabahar se inauguró como punto de tránsito, lo que se considera como el primer paso en el camino a convertirse en un centro de tránsito de gran importancia, ya que une la región de Asia oriental con los países de la CEI, una organización supranacional compuesta por 10 de las 15 exrepúblicas soviéticas, con excepción de los tres Estados bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), que actualmente son miembros de la Unión Europea (UE).

Más de 100 inversionistas y comerciantes provenientes de 17 países se reunieron en la ciudad de Chabahar, ubicada en el sureste de Irán, para participar en una conferencia bautizada como “El Día de Chabahar”.

La cita internacional se celebró el pasado martes, con el objetivo de desarrollar el puerto estratégico, y en ella se ofreció oportunidades de inversión en esta localidad, que se ha convertido, según distintos analistas en “una nueva piedra en el zapato de EE.UU.”.

El analista Pir Mohamad Molazehi, especialista en Afganistán, La India y Paquistán, indicó a la agencia rusa de noticias Sputnik que en el caso de que el puerto de Chabahar se convierta en un punto de tránsito neurálgico, Irán reforzará sus posiciones en la zona. Asimismo, esto redundará en beneficio de las provincias del este del país.

 

La primera condición para que Chabahar se convierta en un centro de tránsito es contar con la capacidad de ofrecer facilidades a barcos gigantes con gran cantidad de contenedores. Irán está desarrollando sus infraestructuras para tal objetivo.

El puerto de Chabahar se distingue de los otros puertos de la región por tener la distancia más corta entre Asia y Europa, esto proporciona un tránsito más rápido de mercancías y costos reducidos al revitalizar esta ruta de tránsito internacional.

Su capacidad de carga y descarga es de 8,5 millones de toneladas anuales, que se incrementarán hasta más de 80 millones, una vez se completen las cinco fases del proyecto, que se prevé concluirán en 2024 y permitirá a Irán, Afganistán y La India hacer efectivas sus actividades comerciales, a través de vías marítimas y terrestres en Asia central y más allá.

Cuando todo el proyecto esté en marcha, Chabahar se enlazará con el Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur (NSTC, por sus siglas en inglés), una vía que conecta los países europeos mediante el mar Caspio en el norte con los países de la zona del océano Índico, el Golfo Pérsico y el sur de Asia.

ask/ctl/nlr/msf

Comentarios