• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif (izda.) y el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, reunidos en Nueva York (Estados Unidos).
Publicada: miércoles, 12 de diciembre de 2018 18:18

Las exportaciones de Alemania a Irán aumentaron en octubre un 85 % en comparación con el año anterior, a pesar de las sanciones de EE.UU. a Teherán.

Las exportaciones alemanas al país persa alcanzaron en octubre un valor de 400 millones de euros (455 millones de dólares), lo que demuestra un incremento interanual del 85 %, publicó ayer martes Reuters, que resalta que es el mayor volumen mensual desde 2009.

Aproximadamente la mitad de esas exportaciones consistieron en productos químicos, y una tercera parte en maquinaria y equipos de planta, según la agencia británica de noticias.

Michael Tockuss, miembro de la Cámara de Comercio e Industria Alemania-Irán, ha dicho a Reuters que la mayor parte de ese volumen comercial corresponde a suministros de pequeñas y medianas empresas alemanas.

Las exportaciones alemanas a Irán aumentaron en los primeros 10 meses de este año un 4 %, alcanzando un valor de 2400 millones de euros (más de 2700 millones de dólares), ha agregado Tockuss, que espera además que este volumen de comercio siga creciendo.

 

Estas nuevas estadísticas indican la disposición de las pequeñas y medianas empresas alemanas a seguir comerciando con Irán a pesar de las amenazas de Estados Unidos con castigar a cualquier país o entidad que quiera hacer negocios con la República Islámica.

Washington ha reimpuesto a Teherán todas las sanciones que se habían levantado en virtud del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 formado entonces por EE.UU., Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania, tras abandonarlo unilateralmente en mayo.

Los demás firmantes del pacto han criticado la decisión norteamericana y han reafirmado su compromiso con el pacto. Para mantenerlo, la Unión Europea (UE) ha estado trabajando varios meses en una cámara de compensación diseñada para sortear las sanciones de EE.UU. y promover negocios con Irán.

Bruselas espera que el canal de pagos entre la República Islámica y sus socios europeos empiece a funcionar en las próximas semanas, acaso antes de acabar el año.

ftm/mla/myd/mjs

Comentarios