• Centro financiero de Londres, la capital del Reino Unido.
Publicada: miércoles, 6 de julio de 2016 2:20
Actualizada: miércoles, 6 de julio de 2016 3:33

Tres firmas británicas de gestión de fondos suspendieron la cotización de sus títulos de propiedad inmobiliaria para evitar la fuga de capitales tras el brexit.

Las firmas británicas Aviva, Standard Life y M&G provocaron este martes un corralito financiero para frenar la retirada de capitales como consecuencia de la victoria del brexit

Aviva anunció la suspensión de la compra y venta de acciones de su fondo de propiedad comercial, valorado en 1800 millones de libras (unos 2100 millones de euros), tras un aumento de las peticiones de los clientes para amortizar sus inversiones, según recoge el periódico español 20 Minutos.

La decisión de la empresa se suma a la de su rival Standard Life, que el lunes había suspendido por al menos veintiocho días la negociación en su fondo de propiedad inmobiliaria, valorado en 2700 millones de libras (3200 millones de euros), por la misma razón.

En los últimos meses, Aviva ha experimentado un volumen más elevado de lo habitual de peticiones para vender unidades del fondo y esto, junto con las difíciles condiciones del mercado por el efecto en las inversiones del resultado del referéndum que resultó en la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), ha reducido la cantidad de dinero del fondo.

Standard Life indicó, por su parte, que había experimentado igualmente un alto número de peticiones para amortizar las inversiones, debido "a la incertidumbre en el mercado de la propiedad inmobiliaria comercial" después del referéndum.

Además, precisó que la suspensión se requirió para proteger los intereses de todos los inversores del fondo y evitar socavar los beneficios de los diferentes activos de la cartera. Y recordó que la venta de propiedades inmobiliarias, necesaria para cumplir los pagos a los clientes, "lleva tiempo" y, si el proceso no se hace con cuidado, el gestor del fondo puede "no conseguir el mejor valor para el inversor".

Los expertos predicen que las grandes multinacionales y bancos podrían marcharse del Reino Unido como resultado del brexit, lo que dejaría vacantes muchos edificios y locales comerciales y reduciría su valor.

krd/ncl/mrk

Comentarios