• La oficina central del banco británico HSBC Holdings en Londres, capital del Reino Unido.
Publicada: jueves, 19 de mayo de 2016 1:28
Actualizada: jueves, 19 de mayo de 2016 2:00

Más de la mitad de las compañías globales interesadas ​​en hacer negocios con Irán dicen que la ambigüedad de las restantes sanciones de EE.UU. contra Teherán, les impiden entrar en el atractivo mercado iraní.

Lo anunciado es resultado de una encuesta, realizada por Clyde & Co, una firma de abogados internacional británica, y publicada este miércoles por la página web estadounidense Bloomberg.

Según el sondeo, 58 de 100 ejecutivos de empresas internacionales con sede en el Reino Unido dijeron que aun no saben qué medidas de precaución deberían tomar para proteger sus inversiones en Irán y evitar ser penalizadas por EE.UU.

Washington está presionando a los bancos no estadounidenses para hacer lo que todavía es ilegal para los bancos estadounidenses", sostuvo el director legal del banco británico HSBC Holdings, Stuart Levey.

Previamente, algunos ejecutivos de las firmas internacionales habían dicho que están confundidos por el remanente de sanciones de EE.UU. contra Irán.

El jueves, 12 de mayo, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se reunió en Londres, capital británica, con el canciller británico, Philip Hammond, y representantes de los mayores bancos británicos para asegurarles que los bancos europeos no van a ser penalizados por llevar a cabo o facilitar actividades comerciales legítimas con Irán.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

 

No obstante, incluso las afirmaciones de Kerry no pudieron convencer a las instituciones financieras británicas para que hagan negocios con Teherán, y los ejecutivos de dichos bancos admitieron su temor a ser penalizados por Washington en caso de acercarse al país persa.

El director legal del banco británico HSBC Holdings, Stuart Levey, tras la reunión del jueves con Kerry, criticó a la Administración del presidente estadounidense Barack Obama, por enviar mensajes contradictorios sobre si va a imponer castigos a aquellos que hacen negocios con la República Islámica.

"Washington está presionando a los bancos no estadounidenses para hacer lo que todavía es ilegal para los bancos estadounidenses", sostuvo Levey en un artículo publicado el viernes en el diario The Wall Street Journal, en el que subrayó que mensajes de doble rasero no tienen sentido.

Según la encuesta, algunas de las empresas extranjeras también temen perder sus capitales si vuelven a imponerse las sanciones antiraníes en materia nuclear en caso de que Irán viole el acuerdo nuclear que selló en julio de 2015 con el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

El pacto nuclear iraní entró en vigor en enero del presente año después de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) confirmase que Teherán cumplió sus obligaciones marcadas en el tratado, hecho que dio lugar al cese de los embargos antiraníes en materia nuclear.

ftm/ncl/rba

Comentarios