• El ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zanganeh.
Publicada: lunes, 9 de mayo de 2016 2:21
Actualizada: martes, 28 de junio de 2016 4:34

El ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zanganeh, ha reiterado que el país persa no aceptará en absoluto el plan de congelación de la producción petrolera.

"Tuve una conversación con el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, pues querían que nosotros bajásemos la producción del crudo hasta el nivel de los inicios del año 2016. 'Usted debe de estar bromeando', le dije entonces", declaró Zanganeh  citado por la agencia de noticias persa Tasnim.

El ministro ha agregado que durante la era de sanciones antiraníes, Arabía Saudí, al aprovechar la ausencia del país persa y realizar un complot económico, vendía unos 10 millones de barriles por día bajo el precio del mercado de petrólero.

Tuve una conversación con el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, pues querían que nosotros bajásemos la producción del crudo hasta el nivel de los inicios del año 2016. 'Usted debe de estar bromeando', le dije entonces", declaró el ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zanganeh.

Sin embargo, según Zanganeh, tras la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), Irán pudo duplicar su exportación petrolera y superarla a los 2,4 millones de barriles diariamente.

Zanganeh ha asegurado en reiteradas ocasiones que Irán no renunciará a su cuota legítima en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El viernes, el director de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés), Seyed Mohsen Qamsari, anunció que la producción de crudo iraní se ubica actualmente en 4,2 millones de bpd, así podría unirse al plan de congelación de producción de petróleo.

No obstante, Qamsari ha dejado claro que la decisión de unirse o no al referido plan debe ser tomada por el ministro de Petróleo.

Las exportaciones de petróleo de Irán, que superaban los 2,7 millones de barriles por día en 2011, cayeron a poco más de 1 millón diario tras el endurecimiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos y otros países occidentales en 2012 so pretexto del programa de energía nuclear iraní.

Sin embargo, a raíz del levantamiento de las medidas antiraníes el pasado 16 de enero, Teherán decidió elevar regularmente su producción a 2 millones bpd en un plazo de seis meses, para así recuperar su posición como segundo mayor productor de la OPEP.

En febrero, representantes de Arabia Saudí, Catar, Rusia y Venezuela se reunieron en Doha y manifestaron su disposición de congelar la producción de este año al nivel de enero, si otros países se sumaban a la iniciativa.

Arabia Saudí, por su parte, anunció que congelará sus niveles de producción de petróleo sólo si Irán y otros grandes productores hacen lo mismo.

Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kuwait, Nigeria y Omán se manifestaron a favor de la propuesta, mientras que Irán, que regresó al mercado luego de años de sanciones internacionales, se negó a congelar su producción antes de que ésta vuelva a los niveles previos a las sanciones.

myd/rha/hnb