• El presidente de Irán, Hasan Rohani (dcha.), en un encuentro con el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán (izda.), en Teherán, capital persa, 1 de diciembre de 2015.
Publicada: martes, 1 de diciembre de 2015 16:42

El presidente de Irán, Hasan Rohani, cree que el origen del terrorismo está bien anclado en la intromisión de las grandes potencias en los asuntos internos de otros países.

Respetar los derechos de las naciones del mundo es una de las cuestiones más importantes en la agenda de las relaciones internacionales; sin embargo, ciertas potencias no respetan esos derechos al intervenir en los asuntos internos de los países, lo que normalmente radica en acciones extremistas”, ha afirmado este martes el mandatario persa.

Respetar los derechos de las naciones del mundo es una de las cuestiones más importantes en la agenda de las relaciones internacionales; sin embargo, ciertas potencias no respetan esos derechos al intervenir en los asuntos internos de los países, lo que normalmente radica en acciones extremistas”,  afirma el presidente iraní, Hasan Rohani. 

En un encuentro en Teherán, capital iraní, con el primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, Rohani ha lamentado que hoy en día el fenómeno del terrorismo constituya el símbolo más alto de violencia y agresión, y que este sea considerado ya como una grave preocupación para todo el mundo.

Además, ha denunciado que algunos países compran los recursos petrolíferos en la región de Asia Occidental saqueados por los terroristas mientras dejan abiertas sus fronteras, facilitan el transporte de los elementos takfiríes, y todo ello, ha agregado, “no significa otra cosa que apoyan directamente al terrorismo”.

Asimismo, ha reiterado que el flagelo del terrorismo se ha convertido en un virus muy peligroso que amenaza el orbe, por lo que ha pedido una mayor cooperación a escala mundial para acabar con “esta calamidad que pone en riesgo la vida humana a diario”.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, se reúne en Teherán, capital persa, con el primer ministro de Hungría, Víktor Orbán. 1 de diciembre de 2015

 

“(El terrorismo) es como una enfermedad contagiosa que supone una amenaza para todos los países y regiones del mundo, y para combatirlo, el mundo entero debe posicionarse con firmeza en su contra”, ha recalcado.

A juicio de Rohani, adoptar una postura antiterrorista firme a nivel mundial satisface a los intereses de todos los países del mundo y a este respecto ha agregado que Irán y Hungría, como dos países amigos, pueden mantener una buena cooperación en este sentido.

El primer ministro de Hungría, a su vez, ha considerado la cooperación internacional como la mejor opción y alternativa que sirve para resolver, de una vez por todas, los desafíos y asuntos mundiales.

Si bien, ha afirmado, desafortunadamente todavía no existe una voluntad firme y común entre los países occidentales para cooperar conjuntamente a fin de solventar verdaderamente los actuales problemas regionales. “Irán es una potencia regional con la que nosotros debemos cooperar para conseguir ese objetivo”, ha añadido.

El premier húngaro viajó el lunes a Teherán a la cabeza de una comitiva compuesta por cinco ministros y más de 120 empresarios y comerciales.

Antes de reunirse con el mandatario persa, Orbán se ha entrevistado con el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, y con el vicepresidente primero del Gobierno iraní, Eshaq Yahanguiri.

mpv/anz/mrk

Comentarios