• El presidente de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, en una reunión con familias de mártires, Teherán, 20 de septiembre de 2021. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 21 de septiembre de 2021 0:21

El presidente de Irán vincula la prioridad de su Gobierno a los lazos regionales con el aumento de importación de vacunas y la membresía plena del país en la OCS.

En una reunión con familias de mártires, Seyed Ebrahim Raisi destacó el lunes que, durante el poco tiempo transcurrido desde que asumió el cargo de presidente —el 5 de agosto— no ha ocurrido nada especial que haya incidido en el aumento de la importación de vacunas contra la COVID-19 o en la adhesión de Irán como miembro pleno de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

Excepto, subrayó el mandatario persa, que “nuestros países vecinos y amigos vieron que ya no nos centramos solo en Occidente y que mejorar las relaciones con los vecinos y los países de la región se ha convertido en una prioridad de la política exterior de Irán”.

Estos dos alcances del decimotercer gobierno del país persa se han conseguido pese a que, lamentó Raisi, ciertas personas dejaron de importar vacunas o incluso vinculado la membresía a la OCS a la aprobación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FATF, por sus siglas en inglés).

 

En otro momento del encuentro, Raisi aseguró que, en cuanto al desarrollo, Irán no establece límite alguno para tomar experiencias de otros países, aunque, matizó que “tendremos mucho cuidado de elegir una versión apropiada del progreso que esté en total conformidad con la situación del Irán islámico”.

Las autoridades iraníes han denunciado que, a pesar de los alegatos de Washington de cooperación para transferir medicamentos al país persa a través del nuevo mecanismo de pago lanzado por Suiza, en realidad está perturbando dicho proceso en medio del brote vírico. Al respecto, a medidados de agosto, el Gobierno de Raisi criticó a EE.UU. y sus aliados por imponer sanciones bancarias que impiden compra de medicamentos y equipos necesarios para hacer frente a la pandemia.

El pasado viernes, al final de la 21.ª Cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), celebrada en Tayikistán, la República Islámica de Irán obtuvo la membresía de pleno derecho en el bloque por la decisión unánime de sus miembros.

De este modo, Irán ahora es el noveno país miembro de la organización regional orientada a la economía, mientras que, desde 2005 tenía el estatus de país observador en esta organización euroasiática.

ncl/hnb