• El presidente electo de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, durante una entrevista televisiva en la ciudad santa de Mashad, 25 de junio de 2021. (Foto: IRIB)
Publicada: miércoles, 21 de julio de 2021 18:19

El presidente electo de Irán acentúa la cooperación de Teherán y el Vaticano para respaldar a los pueblos oprimidos del mundo ante las potencias opresoras.

En una conversación telefónica realizada este miércoles con el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, el presidente electo de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, ha felicitado la festividad del Eid al-Adha (la Fiesta del Sacrificio) subrayando que tales celebraciones pueden ser consideradas como “jornadas de interacción entre las religiones abrahámicas” y una “base para la consulta y el diálogo” entre ellas.

Al enfatizar que el apoyo a los derechos humanos es la base de las políticas internas y externas de la República Islámica de Irán, Raisi ha remarcado que de acuerdo con las “enseñanzas de las religiones abrahámicas”, Irán y el Vaticano deben apoyar a los “pueblos oprimidos” del mundo y luchar contra los “poderes opresores”.

“La democracia religiosa de la República Islámica de Irán le da la bienvenida a cualquier interacción y diálogo entre las religiones abrahámicas, especialmente el cristianismo”, ha remarcado Raisi.

En este sentido, el mandatario electo iraní ha resaltado que la política del país persa en “apoyar al pueblo oprimido palestino” y “luchar contra la ocupación sionista”, “defender al pueblo yemení”, “combatir contra los grupos terroristas takfiríes” en Irak y Siria y “proteger al pueblo cristiano en Irak” tiene sus raíces en los “principios religiosos” del Islam en su “apoyo a los derechos humanos”.

 

Asimismo, Raisi ha destacado los esfuerzos del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en su lucha contra el terrorismo y en salvar las vidas de los musulmanes y cristianos. “Hoy, la defensa de los derechos humanos debe ser el foco principal de cooperación entre los seguidores de estas dos religiones”, ha aseverado.

Raisi ha concluido que el terrorismo y las sanciones son dos herramientas de los poderes arrogantes del mundo que buscan imponer sus políticas crueles. “El terrorismo y las sanciones actúan como dos tijeras en la violación de los derechos humanos y la abolición de la existencia humana […] hay que enfrentarlos”, ha puntualizado.

Por su parte, el primer ministro del Vaticano también ha felicitado a Raisi la festividad de hoy y ha deseado que, durante el mandato del nuevo presidente iraní, las relaciones amistosas y constructivas entre Teherán y el Vaticano se desarrollen.

sar/nkh/hnb