• Acuerdo chino-iraní
Publicada: viernes, 16 de abril de 2021 17:42

El embajador iraní en China enfatiza que los embargos de EE.UU. contra Pekín y Teherán no afectarán a la implementación del acuerdo suscrito entre ambos países.

En una entrevista concedida el jueves al periódico estatal chino Global Times, Mohamad Keshavarz Zadeh abordó el Plan Integral de Cooperación de 25 años entre Irán y China, destacando que a pesar de que los dos países sufren, desde hace mucho tiempo, de las sanciones estadounidenses, las medidas coercitivas de Washington no podrían obstaculizar la implantación de dicho acuerdo de carácter histórico.

Tanto Irán como China reconocen estas sanciones como una injerencia en los asuntos internos y una violación del derecho internacional; por lo tanto, no nos doblegaremos ante estas sanciones ilegales” enfatizó el embajador persa.

Tras alertar sobre los intentos fallidos de ciertos países occidentales para lanzar una campaña de difamación contra Teherán y Pekín a fin de “evitar la cooperación amistosa entre Irán y China”,el diplomatico agregó que los dos países “han tenido relaciones amistosas y pacíficas durante siglos y nunca han estado en guerra entre sí”.

 

El Occidente pierde su “propaganda venenosa” contra Teherán y Pekín

El máximo representante diplomático de Irán en China explicó, además, que para Occidente, el establecimiento de una relación estratégica y amistosa a largo plazo entre el gigante asiático y otros países independientes como Irán es una “amenaza” contra sus intereses y mediante diferentes maniobras busca obstaculizar estas cooperaciones por medio de “una propaganda venenosa” y poca efectiva.

Acuerdo Irán-China no es contra ningún tercer país

Además, el alto funcionario iraní dejó claro que el objetivo de dicho plan entre Irán y China es “profundizar y fortalecer los lazos bilaterales y no es contra ningún tercer país”.

En otra parte de sus decoraciones afirmó que Teherán y Pekín se enfrentan a amenazas comunes como “el terrorismo, el extremismo, el separatismo, el crimen organizado y el tráfico de drogas” que requieren una cooperación constante para luchar contra ellos y promover la paz y la estabilidad para las dos naciones.

Irán y China, blancos de embargos estadounidenses, mantienen cooperaciones en distintos ámbitos, como el económico, el comercial y el energético, en el marco del derecho internacional y en función del respeto y los intereses mutuos.

Ambos aliados han desafiado siempre las sanciones estadounidenses, impulsando sus cooperaciones económicas.

shz/krd/hnb