• Alexis Bandrich Vega, el embajador de Cuba en Irán (dcha) y Hadi Jansari, el presidente de la Asociación de Amistad Irán y Cuba.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2020 13:53
Actualizada: martes, 2 de junio de 2020 3:08

El presidente de la Asociación de Amistad Irán y Cuba pide el levantamiento del bloqueo de EE.UU. contra estos dos países en plena pandemia de la COVID-19.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el segundo evento universal que experimentan los seres humanos es el desafortunado evento del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19”, expresó Hadi Jansari en una carta enviada al presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Fernando González Llort.

De acuerdo con Jansari, en momentos en que todo el mundo está luchando contra el letal coronavirus, lo que se necesita es unidad, solidaridad y amistad entre las naciones.

Sin embargo, Estados Unidos sigue imponiendo bloqueos severos y destructivos a dos países amigos, hermanos, resistentes y revolucionarios: Irán y Cuba, denunció Jansari para entonces agregar que las sanciones inhumanas del país norteamericano han dificultado el suministro de medicamentos, alimentos y asistencia médica para combatir la COVID-19.

 

“Por lo tanto, la Asociación de Amistad Irán y Cuba, como siempre, reitera su apoyo al levantamiento de los fuertes bloqueos contra el Gobierno y el pueblo de Cuba”, declaró.

La reticencia al levantamiento de las sanciones, según declaraciones de la Asociación de Amistad Irán y Cuba, muestra mil veces más la fealdad y la inmundicia del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump.

Desde el comienzo de la pandemia global, varios países del mundo, incluidos Rusia, China, Irán, Siria, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua y Venezuela advirtieron sobre el impacto destructivo de las sanciones en los esfuerzos internacionales destinados a contener el virus mortal y pidieron “el levantamiento completo e inmediato de medidas ilegales, coercitivas y arbitrarias de presión económica”.

Pese a todos los llamados, el Gobierno estadounidense insiste en su hostilidad y afirma que no pondrá fin a los embargos ni siquiera en medio de la pandemia, hecho que, según analistas, pone de relieve una vez más la inmoralidad de EE.UU. y su desprecio por los derechos humanos.

Irán y Cuba están haciendo todo lo posible para contener la propagación del coronavirus, a pesar de las dificultades causadas por las medidas restrictivas de Washington.

nlr/ctl/myd/rba