• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una conferencia de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: lunes, 7 de octubre de 2019 22:02
Actualizada: lunes, 7 de octubre de 2019 22:43

Irán condena la injerencia del Congreso de EE.UU. en los asuntos internos de otros países, en alusión a una resolución en apoyo a las protestas en Hong Kong.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi, ha reaccionado este lunes a una normativa aprobada en los comités del Congreso de Estados Unidos denominada Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019, en apoyo a las protestas antigubernamentales en ese territorio chino.

“El derecho internacional rechaza firmemente la interferencia en los asuntos internos de los países y, desafortunadamente, la repetición de tal conducta por parte del régimen estadounidense se ha convertido en un instrumento para desestabilizar a otros países”, ha censurado Musavi.

El derecho a protestar, agrega el vocero iraní, es un derecho de los ciudadanos que puede ejercerse sin “ninguna intromisión” extranjera y en el marco de la ley y el orden público.

Por tanto, la República Islámica de Irán “considera tales medidas como un claro ejemplo de interferencia en los asuntos internos de los demás países y las condena”, ha subrayado el funcionario persa.

El derecho internacional rechaza firmemente la interferencia en los asuntos internos de los países y, desafortunadamente, la repetición de tal conducta por parte del régimen estadounidense se ha convertido en un instrumento para desestabilizar a otros países”, ha censurado el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en referencia a una normativa aprobada en el Congreso de EE.UU. en apoyo a las protestas antigubernamentales en Hong Kong.

 

El pasado mes de julio, Irán condenó la “intervención no constructiva” de Estados Unidos y el Reino Unido en los asuntos internos de China y sus acciones provocativas en Taiwán y Hong Kong.

LEER MÁS: China denuncia “hipocresía” de la UE ante protestas de Hong Kong

La normativa aprobada en el Congreso de Estados Unidos apoya las protestas en Hong Kong y pide una evaluación anual de la autonomía de esa ciudad con la amenaza de imponer sanciones, si los resultados son desfavorables.

La ratificación de esa ley antichina en el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso se suma a las disputas comerciales entre Pekín y Washington, que han impactado gravemente a las economías de ambos países y perturbado sus relaciones bilaterales en los últimos tres años.

LEER MÁS: China protesta contra EEUU por sus injerencias en Hong Kong

Hong Kong es testigo de masivas movilizaciones desde junio en contra de un proyecto de ley que permitiría las extradiciones a la China continental. El Gobierno local hongkonés suspendió el 15 de junio la polémica ley, pero las protestas continuaron con episodios violentos, porque no se han revocado por completo las enmiendas correspondientes.

El gigante asiático señala que los disturbios en Hong Kong están vinculados a la intervención extranjera, de países como EE.UU., el Reino Unido, Alemania y Francia, entre otros.

lvs/ncl/nlr/hnb

Comentarios