• Seyed Abás Musavi, portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, habla con periodistas en Teherán, 16 de septiembre de 2019.
Publicada: jueves, 19 de septiembre de 2019 17:11
Actualizada: jueves, 19 de septiembre de 2019 18:18

Irán asevera que es imposible alcanzar un nuevo acuerdo con EE.UU., cuya brújula para la política exterior ha quedado desviada.

“Existe cierta confusión en la política exterior de EE.UU. hacia la República Islámica de Irán. De momento, un nuevo acuerdo con ellos parece imposible”, ha indicado hoy jueves el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi.

En una entrevista con la cadena Al Alam, el diplomático ha recordado que Teherán se sentó durante dos años a la mesa de diálogos con los estadounidenses, pero, fueron ellos los que abandonaron las negociaciones y el acuerdo alcanzado en el 2015, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Musavi ha remarcado la “influencia natural” que Irán tiene en la región de Oriente Medio y ha recalcado que no utiliza este privilegio para ejercer acción alguna contra sus vecinos ni los países de la zona.

Al respecto, ha rechazado las acusaciones infundadas de las autoridades saudíes y estadounidenses sobre la implicación de Irán en el ataque contra la petrolera saudí Aramco, sin ofrecer “pruebas reales”.

“Los yemeníes han presentado documentos sobre la autoría de la ofensiva, pero, ellos acusan a Irán porque no creen que el oprimido pueblo de Yemen haya sido capaz de conseguir dicha capacidad con las manos casi vacías”, ha aducido.

LEER MÁS: Fuerzas yemeníes derriban un dron espía de Arabia Saudí en Taiz

Existe cierta confusión en la política exterior de EE.UU. hacia la República Islámica de Irán. De momento, un nuevo acuerdo con ellos parece improbable”, ha indicado el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi.

 

Irán es lo suficientemente poderoso para asumir la responsabilidad de una acción que haya llevado a cabo, tal y como lo demostró en el caso del derribo de un “dron agresor y moderno” de EE.UU., ha enfatizado Musavi.

LEER MÁS: Irán difunde vídeo del momento del derribo de dron espía de EEUU

“Cuando reciben un golpe, la primera y la más fácil medida tanto para los estadounidenses como para los líderes de ciertos países es acusar sin fundamento a Irán”, ha agregado.

Las instalaciones de Aramco en Abqaiq y Jurais, en el este de la península Arábiga, fueron atacadas el pasado 14 de septiembre por 10 aviones no tripulados (drones). El Ejército yemení Ansarolá reivindicó el ataque de represalia por los años de guerra impuesta por Arabia Saudí y sus aliados a Yemen.

No obstante, Estados Unidos y Arabia Saudí acusan a la República Islámica de Irán de estar implicada en esta agresión. Teherán, por su parte, niega las acusaciones y dice que la ofensiva yemení fue respuesta a agresiones de Riad y sus aliados, quienes desde el 2015 lanzan ataques diarios contra Yemen, provocando más de 140 000 muertos y heridos, en su mayoría mujeres y niños, en el país más pobre del mundo árabe.

msm/ctl/rba

Comentarios