• Fernández: Los iraquíes reconocen que están en deuda con Irán
Publicada: domingo, 7 de abril de 2019 0:38
Actualizada: domingo, 7 de abril de 2019 1:15

La diplomacia persa ha sido muy exitosa en estrechar lazos con sus vecinos, señala un analista a propósito de la visita a Irán del primer ministro iraquí.

“Irán e Irak son dos naciones estrechamente vinculadas por la historia, por vínculos de todo tipo, políticos, culturales, religiosos, por vínculos personales también”, ha dicho este sábado el estudioso español de la política del suroeste de Asia Luis José Fernández, al comentar en exclusiva para HispanTV la visita a Irán de Adel Abdul-Mahdi.

Como gran punto de unión entre Irán e Irak, Fernández incide en la ayuda prestada por la República Islámica frente al grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe), que permitió al país árabe “liberar su territorio del terrorismo”, “deuda que los iraníes reconocen y por la cual sienten un afecto hacia su vecino”.

Respecto a las afinidades religiosas, el erudito recuerda que cada año millones de fieles musulmanes iraníes se desplazan a Irak para visitar las ciudades santas de Kerbala y Nayaf en el gran peregrinaje de Arbain, 40 días después del aniversario del martirio del Imam Husein (la paz sea con él). La escuela religiosa mayoritaria, la chií duodecimana, es la misma en ambos países.

Irán e Irak son dos naciones estrechamente vinculadas por la historia, por vínculos de todo tipo, políticos, culturales, religiosos, por vínculos personales también”, ha explicado a los espectadores de HispanTV el analista Luis José Fernández al comentar la visita a Teherán (capital iraní) del primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi.

 

Igualmente apunta Fernández a la importancia de los vínculos económicos, puesto que a su juicio “los dos países tienen economías que se complementan perfectamente”, lo que hace que, incluso en momentos en que Estados Unidos está presionando a Bagdad para que acate sus “sanciones” a Irán, Teherán y Bagdad estén planeando más que duplicar su comercio bilateral, hasta los 20 000 millones de dólares anuales.

Este comercio es de gran importancia para Irán, dice el analista, pero también para Irak, aún muy afectado por las secuelas de años de invasión militar estadounidense desde 2003 —lanzada tras años de embargos y bombardeos—, y por la difusión posterior del terrorismo takfirí, “apoyado y aprovechado por EE.UU. para mantener una presencia militar en Irak que muchos iraquíes quieren ahora terminar”.

Paradójicamente, la lucha contra ese terrorismo auspiciado por Washington y sus aliados en el suroeste de Asia ha sido “una gran oportunidad para el desarrollo de las relaciones”, no sólo entre Irán e Irak, sino también de estos con Siria y El Líbano, necesario para la seguridad de la región, hace notar Fernández.

Sobre estos lazos multilaterales, el entrevistado recuerda la existencia de la Célula de Bagdad, centro de coordinación de la lucha antiterrorista en todo Oriente Medio ubicado en la capital iraquí en el que además de Irán e Irak están presentes Siria y Rusia.

Fuente: HispanTV Noticias

mla/ncl/fdd/rba

Comentarios